he leído…

he leído…

aire de Dylan

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Enrique Vila-Matas
Título: Aire de Dylan
Editorial: Seix Barral. 2012
Páginas: 327
Precio: 19,50 euros

Vila-Matas recibió un día una curiosa invitación para participar en un congreso sobre el tema del fracaso. Y en esta novela cuenta cómo a un escritor le invitan un día a la universidad suiza de San Gallen para participar en un congreso literario sobre el fracaso. Está en un momento en que no sabe qué hacer con su vida. Asiste al congreso y allí encuentra al joven Vilnius, cuya historia le va a ir enredando poco a poco. Esa historia quiere ser el guión de una película en la que lleva tiempo trabajando. Su madre le reprocha: “Eres tonto, hijo. Mira que ya son ganas de fracasar dedicarte a preparar una película que no harás nunca” (pág. 50).
     
    Inconfundible Vila-Matas
La lectura de esta novela nos mete en el mundo inconfundible de la literatura de Vila-Matas. En ella hay que dejarse llevar por el discurrir sorprendente de sucesos en los que un dato en apariencia trivial sirve para plantear interrogantes sobre la desconcertante conducta humana. A Vila-Matas le basta una frase para hilvanar pesquisas y disquisiciones en el relato. Una mujer le pregunta a Vilnius quién es el autor de esta frase en la película Tres camaradas: “Cuando oscurece siempre necesitamos a alguien”. Y esa idea basta para ir a Minnesota e imaginar a la madre de Fitzgerald tejiendo una madeja de lana. Y es el motivo para buscar a Arístides Maxwell, experto en cuestiones cinematográficas de Hollywood. Y será éste quien le permita conocer a Débora, una muchacha rubia con ojos del color del mar. Y a través de ellos encontrará a su verdadero padre, un escritor obstinado en trabajar sin tregua, que ha dedicado toda su vida a la literatura. 

Aire de Dylan conecta con el tema que está presente en toda la literatura de Vila-Matas: la identidad, en este caso la identidad de un escritor plasmada a través de la literatura. Es la búsqueda de una voz personal, que es la propia voz y que es al final la imagen de uno mismo. 

    En el filo
En la novela hay equívocos y encuentros insospechados y personajes que arrastran indolentes el desconcierto humano. Hay personajes que buscan explicarse a sí mismos, indagan en su pasado y encuentran la sombra de su padre, como una losa: una sombra y una sospecha. Vila-Matas sigue en este aspecto el esquema de la tragedia Hamlet, de Shakespeare. Y como en ella, también aquí hay amores antiguos; y asesinatos que han quedado sin resolver; y amantes cuya existencia se desconocía; y batallas perdidas; y venganzas. Aunque todo esto esté contado en este libro con un aire de artificio y de impostura.

Vila-Matas enfrenta aquí la narrativa convencional y la poética vanguardista, habla del estilo acartonado del realismo y defiende la búsqueda de otra forma más moderna de contar. 

En realidad esta novela es una defensa de su propia narrativa. La literatura de Vila-Matas se enriquece en la divagación, cuando las historias se detienen en pequeños detalles que se vuelven reveladores. “Hay momentos intrascendentes que nos quedan misteriosamente grabados y regresan un día con mayor plenitud incluso que el día que los vivimos”, se lee en la página 71. Y más adelante, cita una frase de la película Tres camaradas, de Frank Borzage: “Es el filo de la eternidad. Quedémonos aquí para siempre”. En ese filo de las historias inciertas es en el que busca quedarse la novela de Vila-Matas. 

Enrique Vila-Matas


Nació en Barcelona, en 1948. Ha escrito novelas, relatos, ensayos y artículos, en los que practica con frecuencia géneros mestizos. En sus obras Vila-Matas reflexiona sobre los límites difusos que existen entre la literatura y la vida y sobre qué es el oficio de escritor. Entre sus libros de ensayo destacan El viajero más lento y Desde la ciudad nerviosa. Entre las colecciones de relatos que ha publicado, figuran Suicidios ejemplares, Hijos sin hijos y Exploradores del abismo. Algunas de sus novelas más destacadas son: Historia abreviada de la literatura portátil, Bartleby y compañía, El mal de Montano, París no se acaba nunca y Doctor Pasavento

Enrique Vila Matas
Aire de Dylan, de Enrique Vila Matas

la sombra del padre

publicado en Diario de Navarra 26/3/12

Años lentos
Fernando Aramburumaslibros.html