he leído…

Un aliento de vida

  Su novela más conocida es La mujer del teniente francés, que fue llevada al cine con Meryl Streep como protagonista. Unos años más tarde publicó La torre de ébano, que es el título con el que se ha editado en Impedimenta este libro de John Fowles, que ofrece más de lo que anuncia. Porque en realidad en él se incluye la novela que lleva este título más otros cuatro relatos: Eliduc, El pobre Koko, El enigma y La nube.

John Fowles fue un escritor superventas y varias de sus novelas se han llevado a la pantalla. “Best seller” no está reñido con calidad literaria y la lectura de este libro es una prueba de ello. Estas narraciones están ambientadas en distintos paisajes, pero tienen un sentimiento común. Eliduc transcurre en el mundo celta y mezcla la aventura con el amor, cuando dos caballeros medievales se disputan el amor de una dama. La nube junta en un campo idílico a varias parejas que viven un tiempo repleto de promesas. La torre de ébano nos traslada a la campiña francesa, donde un crítico de arte viaja para visitar a un pintor inglés recluido allí con dos mujeres misteriosas. Esta visita le hará replantearse su existencia y le cambiará la vida.

En estos relatos Fowles escribe una literatura vitalista, seductora, que supone una lectura sugerente y muy recomendable. “Quizá la continuidad en la vida consista sencillamente en tener deseos –escribe en la página 328-. Lo más aterrador es no desear el amor de nadie. No perdonar nada, ni dar nada, ni querer nada”. Leo este libro y percibo en sus páginas un aliento de vida.

Seres queridos

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Seres queridos es el título de la primera colección de cuentos que publica en España la escritora uruguaya Vera Giaconi, nacida en Montevideo. El libro lo componen diez relatos cortos; son diez historias variadas que tratan sobre la vigilancia a la que somete una mujer los amores de su hermana con un concursante de un reality de televisión; de las preocupaciones de un abuelo por su nieta, que vive en un mundo poco seguro; de las difíciles relaciones entre los miembros de una familia; de la reacción de inseguridad que experimenta un hombre cuando descubre que su médico también está enfermo. Él padece una enfermedad crónica, progresiva e incurable. Su médico le había advertido: “el 25% de los hombres con tu enfermedad son abandonados por su parejas; pero cuando las diagnosticadas son mujeres el número asciende al 75%. Los hombres no saben cuidar” (pag. 83).

El libro está encabezado por una cita de la escritora Clarice Lispector, que anuncia la emotividad pesarosa que recorre estas páginas: “consideró la crueldad que es la necesidad de amar. Y consideró la malignidad de nuestro deseo de ser feliz”.

Vera Giaconi muestra una gran capacidad de observación sobre aspectos de la vida cotidiana. Escribe con una prosa sencilla y compone relatos que tienden a un final sorpresivo. Habla sobre las tensiones familiares y sobre la incomprensión de los personajes ante los demás. Reflexiona sobre el tiempo fugaz de la infancia, sobre la fragilidad del amor, sobre la enfermedad. Crea atmósferas inquietantes, que radiografían la insatisfacción humana.

publicado en Diario de Navarra 25/1/18

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html