he leído…

he leído…

la civilización del espectáculo

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Mario Vargas Llosa
TÌtulo: La civilización del espectáculo
Editorial: Alfaguara, 2012
Páginas: 230 páginas
Precio: 17,50 euros

El punto de partida de este libro es la constatación de un hecho: “la cultura atraviesa una crisis profunda y ha entrado en decadencia”. Vargas Llosa afirma en el primer capítulo que “la cultura, en el sentido tradicional que se ha dado a este vocablo, está en nuestros días a punto de desaparecer”. El libro es una descripción de manifestaciones actuales que confirman esta premisa y una reflexión sobre las consecuencias que eso provoca en la sociedad.
     
   
Pasatiempos
Esta obra se sitúa en la línea de una tradición de autores que analizaron la cultura de su tiempo. Por eso resume en primer lugar las ideas que expusieron sobre este tema Eliot, Guy Debord, Steiner, Lipovetsky, Frédéric Martel. Y en ese repaso comprueba cómo se ha ido derivando hacia una cultura entendida como entretenimiento y convertida en pasatiempo popular, “sin parentesco alguno con las actividades intelectuales, artísticas y literarias que constituían la cultura”. La literatura, la música, la pintura han dejado paso a la televisión, los videojuegos, los conciertos pop.  Hoy se pretende que la cultura ha de ser diversión “y lo que no es divertido no es cultura”. La consecuencia para Vargas Llosa es “la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad y, en el campo de la información, que prolifere el periodismo irresponsable de la chismografía y el escándalo” (pág. 34).

En el libro se expone de un modo muy gráfico que la cocina y la moda están desplazando a los libros, los conciertos y las exposiciones. La estética y la reflexión dejan paso al entretenimiento y a la ocurrencia. Y cuando habla de la literatura y de los escritores, percibe esta misma tendencia: la falta de ambición y el triunfo de la literatura light, “leve, ligera, fácil, una literatura que sin el menor rubor se propone ante todo y sobre todo (y casi exclusivamente) divertir”. 

    Tomaduras de pelo
Vargas Llosa denuncia lo que entiende una falsa modernidad, basada en el exhibicionismo y el espectáculo frívolo. Califica las nuevas manifestaciones del arte y la cultura de una manera contundente como fraudes e imposturas; e incluso, como tomaduras de pelo. Frente a tantas ocurrencias banales, manifestaciones efímeras y montajes caducos, Vargas Llosa comparte el concepto de cultura de T. S. Eliot: la cultura ha de enriquecer la vida de las personas. El arte, la literatura, la música transmiten una sensibilidad y unas convicciones que ayudan a defenderse contra la adversidad y a hacer la vida más asequible. Porque la cultura no es el conocimiento o la erudición, sino lo que da sentido al conocimiento.

Por eso, Vargas Llosa denuncia aspectos de la sociedad contemporánea vinculados con la incultura: el relativismo, la falta de autoridad, la violencia en las aulas, el periodismo convertido en chismorreo, la tolerancia hacia comportamientos fraudulentos y piratas, la exaltación de lo chabacano, la ausencia de intelectuales.

    Un desafío
La civilización del espectáculo no es un libro absolutamente inédito. Tiene capítulos novedosos y recopila nueve artículos ya publicados anteriormente en el diario El País, además de las palabras que pronunció en 1996 al recibir el premio de la Paz que le concedieron los editores y libreros alemanes.

Este libro supone un desafío al conformismo y a la inercia. Suscita la reflexión. Provoca el debate. Desata la polémica. Explica que un concepto de cultura está a punto de desaparecer. Describe un presente de transición y en crisis. Pero ¿qué es lo que se está construyendo para sustituirlo, lo que quedará de estos días para el futuro? ¿Somos sólo una civilización del espectáculo, donde todo se reduce a mera representación efímera: en el arte, la política, la enseñanza, y hasta la vida privada?

Mario Vargas Llosa


Nació en Arequipa, Perú, en 1936. Con su primer libro, “Los jefes”, obtuvo en 1959 el premio Leopoldo Alas de cuentos. Desde entonces, Mario Vargas Llosa ha publicado dieciséis novelas, varios libros de ensayos, dos colecciones de relatos, cientos de artículos y seis obras de teatro. “La ciudad y los perros” fue la novela que le hizo universal, en 1962, con la que obtuvo el premio Bibliteca Breve y el premio de la Crítica. Luego llegaría el reconocimiento del Rómulo Gallegos por “La casa verde”, el Planeta con “Lituma en los Andes”, el Príncipe de Asturias de las Letras, el Cervantes, y por fin en 2010, el premio Nobel de Literatura.

Vargas Llosa denuncia

publicado en Diario de Navarra 26/3/12

La civilización del espectáculo, de Mario Vargas Llosa
Años lentos
Fernando Aramburu
más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html