he leído…

el hombre bicolor / el fin de los dinosaurios

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Javier Tomeo
Título: El hombre bicolor
Editorial: Anagrama. 2014
Páginas: 113 páginas
Precio: 12,90 euros

Llegó a ser propuesto para el premio Nobel de Literatura, y es sin duda uno de los escritores más originales de la literatura española del cambio de siglo. Había nacido en Huesca en 1932 y murió en Barcelona el año pasado. Estudió Derecho y Criminología, pero durante mucho tiempo trabajó en Olivetti, mientras publicaba novelas de terror y del Oeste con el seudónimo Frantz Keller. El éxito como escritor no le llegaría hasta la década de los años ochenta, cuando Javier Tomeo había cumplido ya los cincuenta años. Entonces se convirtió en una de las revelaciones del momento, mientras la literatura española vivía una de sus épocas de mayor expansión. Desde entonces ha publicado más de cincuenta títulos, entre novelas, cuentos, microrrelatos, obras de teatro y algún ensayo. A su muerte dejó inéditos dos libros que ahora acaban de publicarse: una colección de cuentos, El fin de los dinosaurios, y una novela corta, El hombre bicolor.
     
   
Historias mínimas
El libro de cuentos reúne una colección de microrrelatos, historias mínimas como él mismo las calificó en uno de sus libros. Algunos son versiones previas de textos que depuró para publicar posteriormente. Son apenas ocho de los casi 150 cuentos que contiene el libro. En el conjunto encontramos los motivos característicos de la literatura de Javier Tomeo: animales y monstruos, frutas que hablan, objetos que cobran vida y temas como la soledad, el fracaso amoroso, la asfixia o el absurdo. En “El jilguero tuerto”, por ejemplo, hace tanto calor que hasta los pájaros de trapo se ahogan. Y en “Patíbulo”, un condenado a morir decapitado regresa a su casa con la cabeza bajo el brazo. El libro es un muestrario de Javier Tomeo en estado puro.

La novela cuenta la historia de un hombre que se llama Hermógenes, tiene cuarenta años y los dos ojos cada uno de un color, uno azul celeste y el otro verde esmeralda. Es inspector del Cuerpo de Recaudadores y llega a la ciudad de Boronburg para hacer su trabajo. Allí se encuentra una estación vacía, unas calles desiertas y un hotel abandonado. Sólo se oye el ladrido de los perros en la plaza. Cuando llama al ayuntamiento, una voz le responde siempre lo mismo: “aquí no hay nadie”.

    Coherencia
Tomeo reconstruye en estos libros el ambiente que caracteriza su literatura. Un mundo de soledad, de incomunicación y de aislamiento. Su literatura hunde las raíces en el existencialismo. En sus novelas construye mundos kafkianos. Los personajes hablan, pero nadie les escucha. Llaman, y al otro lado no hay nadie: “¿De qué sirven los teléfonos cuando te quedas solo en este mundo?”, se pregunta Hermógenes. ¿De qué sirven las palabras?

Ante el sinsentido, los personajes adoptan una actitud resignada. Se recuerdan  que “la paciencia es la llave del paraíso”; y se dicen a sí mismos que “un minuto de paciencia significa diez años de paz” (pág. 38).

Javier Tomeo es un escritor original, que ha construido uno de los mundos más personales de la literatura contemporánea. Un mundo que evoca a Kafka y que combina el escepticismo con la resignación, lo real con lo imaginado, el misterio con el humor. Estos libros son una confirmación de la coherencia hasta el final de su trayectoria literaria.

Kafka en una ciudad abandonada

publicado en Diario de Navarra 3/4/14

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html

Autor: Javier Tomeo
Título: El fin de los dinosaurios
Editorial: Páginas de Espuma
Páginas: 194
Precio: 17 euros

Javier Tomeo


Nació en Huesca en 1932. Estudió Derecho y Criminología. Comenzó escribiendo novelas de quiosco con el seudónimo Frantz Keller, mientras trabajaba en la multinacional Olivetti. El castillo de la carta cifrada fue la novela que le supuso el primer reconocimiento como escritor, en 1979. Amado monstruo y El cazador de leones consolidaron su literatura en la década de los años ochenta. Desde entonces publicó cerca de cincuenta títulos, entre novelas y libros de cuentos. Entre éstos destaca la colección Historias mínimas, publicada en 1988. Algunas de sus obras han sido adaptadas al teatro, han sido traducidas a varios idiomas y han tenido éxito en Europa, especialmente en Alemania y Francia. Murió en Barcelona en 2013.