he leído…

secretos

    Leer nos permite visitar lugares a los que jamás iremos. Y en pocos libros eso es tan cierto como adentrándose en las páginas de éste: Cien lugares que nunca visitarás, de Daniel Smith (El País/Aguilar). Es un libro curioso, que describe lugares secretos, prohibidos o de acceso absolutamente excepcional. Lugares que son peligrosos y pocos se atreverían a acercarse a ellos, como las centrales nucleares de Fukushima y Chernóbil; otros tan confidenciales como los cuarteles de los servicios secretos, el Banco de la Reserva Federal en Nueva York, que guarda la mayor cantidad de oro del mundo, o el dormitorio de la reina británica en el palacio de Buckingham.

Los lugares se describen de forma somera y están acompañados en todos los casos por fotografías e incluso planos, que nos permiten conocer cómo es el archivo secreto del Vaticano; o centros de datos como el de Pionen, que alberga los servidores de WikiLeaks; o todas las dependencias de la casa en la que se escondía Bin Laden en Pakistán.

Leo este libro y me entero de que en Texas existe un laboratorio en el que se guardan las muestras de roca recogidas en las misiones de Apolo en la Luna, que nadie puede tocar. Que en la bahía de Bengala, frente a las costas de Birmania, los indígenas de la isla Sentinel no permiten que nadie se acerque a su territorio. Que al santuario de Ise, en Japón, sólo pueden acceder el sacerdote y la sacerdotisa miembros de la familia imperial. Y así hasta cien lugares que se describen en estas páginas y que muy pocos podrán visitar.

preguntas

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

   Dos historiadores, Miguel Artola y José Manuel Sánchez Ron, han unido sus conocimientos para escribir un libro interesante, que conjuga el rigor y la intención divulgativa. Se titula Los pilares de la ciencia (Espasa). En el inicio de todo aprendizaje está la capacidad de hacerse preguntas –escriben-: mirar lo que nos rodea, sentir asombro, observar y aplicar luego procedimientos de análisis. Así ha sido la historia del ser humano desde que hace 2,5 millones de años aparecieron sobre la Tierra los primeros homínidos. Desde entonces se ha ido trazando un camino de progreso científico y de conocimientos, que los autores detallan en esta obra. No lo hacen siguiendo un criterio cronológico, sino temático. Explican cómo se ha ido desarrollando la astronomía y el conocimiento geográfico, cómo se han dibujado los mapas, cómo se hicieron las matemáticas y el avance de la medicina a partir del estudio de la célula, los tejidos, las bacterias, los virus.

Es una lectura asequible a cualquiera, en la que los autores buscan destacar cuáles son las preguntas básicas y las respuestas esenciales: dónde están los pilares que soportan el conocimiento científico. Escriben sobre las máquinas, la electricidad, el carbono, las radiaciones, la relatividad, el genoma humano, las clonaciones, la historia del universo. Es un viaje apasionante, en el que los autores cuentan cómo se ha ido progresando en estos conocimientos y quiénes han sido las personas que han impulsado en cada momento la ciencia: quiénes se hicieron las preguntas y de qué modo encontraron las respuestas.

publicado en Diario de Navarra 23/5/13

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html