he leído…

salinger

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: David Shields y Shane Salerno
Título: Salinger
Editorial: Seix Barral. 2014
Páginas: 734 páginas
Precio: 27 euros

hablando de Salinger

Salinger es uno de los autores que más libros ha vendido en el mundo: sesenta y cinco millones de ejemplares de la novela El guardián entre el centeno. Y se calcula que cada año aumenta esta cifra en medio millón más. Los expertos atribuyen parte de su éxito a que fue un magnífico estratega, un hábil publicista que supo llamar la atención sobre su obra creando en torno a sí mismo un cierto halo de misterio. Lo hizo ocultándose. Obtuvo la popularidad con la publicación de esa novela, y cuando su fama comenzaba a decaer, se retiró a una casa apartada en Cornish, en lo alto de una montaña. Desde entonces no quiso conceder ninguna entrevista; obtener una foto suya llegó a ser un reto periodístico; y así J.D. Salinger se convirtió en un mito.

    Un desafío
Durante años, investigar en su vida ha sido un desafío; y cada libro que ha ido apareciendo sobre él se ha presentado como un hito literario. Eso es lo que ha ocurrido también con este libro, escrito por el periodista David Shields y por el guionista Shane Salerno, que es el guionista, productor y director del documental titulado “Salinger”. En realidad este libro debe su génesis a ese documental. Está construido en forma de “biografía oral”: lo que leemos son las declaraciones de diversas personas, amigos, compañeros del escritor, que van evocando su vida. El lector oye la voz y el recuerdo directo de esos testigos, lo que da cierta inmediatez y veracidad a la biografía, aunque a veces esta técnica provoque reiteraciones y el relato de algunas menudencias.

Esa técnica de reportaje cinematográfico es una de las peculiaridades de este libro frente a los que se han ido publicando hasta ahora. Apenas falleció el novelista, el 28 de enero de 2010, uno de los mayores expertos en su obra, Kenneth Slawenski publicó J.D. Salinger. Una vida oculta, que se sumaba a las obras que habían aparecido ya de la propia hija del escritor, Margaret, de Joyce Maynard, de Ian Hamilton y de otros autores que se lanzaron en busca de la personalidad esquiva de J. D. Salinger.

Este nuevo libro aporta algunas novedades, y no es la menos importante la incorporación de más de cien fotografías del escritor, de sus mujeres, su familia, los paisajes en los que vivió y algunos documentos que dan cuenta de su vida. Además recopila doce conversaciones que diversos periodistas mantuvieron con Salinger y que están salpicadas por el libro, al final de algunos de sus capítulos.

    Un trastorno
Los autores se plantean un triple objetivo en esta obra: indagar en los motivos que le llevaron al escritor neoyorquino a dejar de publicar, descubrir por qué desapareció y averiguar que escribió en los últimos cincuenta años. La tesis principal que expone esta obra es que el aislamiento de Salinger se produjo por motivos religiosos y por los trastornos derivados de su participación en la segunda guerra mundial. Salinger estuvo cuatro años combatiendo en Europa y desde que desembarcó en la playa Utah el 6 de junio de 1944 llevó en su mochila seis capítulos que tenía escritos de El guardián entre el centeno. Como un amuleto. Como una razón para salir vivo de aquel infierno. Trabajó en el contraespionaje, buscando información, interrogando a prisioneros, a heridos, a traidores. Y antes de finalizar la guerra ingresó en un hospital, para recuperarse de sus trastornos psíquicos. De ahí sacaría las experiencias para terminar de escribir su emblemática novela. Y luego tendría que aferrarse a la filosofía vedanta en busca de un poco de sosiego. Ya en las páginas iniciales, los autores exponen esta idea: “En la vida de Salinger hubo dos puntos de demarcación muy claros: la Segunda Guerra Mundial y su inmersión en la religión vedanta. La Segunda Guerra Mundial destruyó al hombre pero lo convirtió en un gran artista. La religión le proporcionó la paz que necesitaba como hombre pero mató su arte” (pág. 17).

    Un descubrimiento
Salinger publicó poco: apenas cuatro libros, pero no paró de escribir a lo largo de su vida. Otra de las revelaciones de este libro es que dejó cinco obras inéditas, que al parecer van a publicarse entre 2015 y 2020 y que tratan de la religión vedanta, de las relaciones que mantuvo con su primera mujer, que había sido confidente de la Gestapo, y una novela inspirada en su experiencia en el contraespionaje. Por lo demás, el retrato de Salinger en este libro tiene perfiles conocidos: hombre complejo, huidizo, cuya vida germinó en algunos traumas. “Salinger no amaba el mundo”, se dice aquí, “y se detestaba a sí mismo”. Por eso, los autores exponen al final que las obras de Salinger son claustrofóbicas, “no dejan espacio al lector para que respire: Salinger estaba atravesando un sufrimiento tal que necesitaba construir un lugar exquisitamente hermoso en el que enterrarse a sí mismo” (pág. 620). En el fondo, sus libros buscaban respuestas a esta cuestión: ¿cuánto sufrimiento es capaz de asimilar el corazón humano?

publicado en Diario de Navarra 6/2/14

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html