he leído…

en movimiento

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Oliver Sacks
Título: En movimiento
Editorial: Anagrama. 2015
Páginas: 378 páginas
Precio: 21,90 euros

Hace dos años publicó en el periódico un artículo conmovedor, cuando acababa de cumplir ochenta años. Oliver Sacks expresaba en él su profundo convencimiento de que todo es pasajero y al mismo tiempo se mostraba dispuesto a aprovechar el tiempo de ocio y de libertad que aún tenía por delante. Escribió entonces: “muchas veces tengo la sensación de que la vida está a punto de empezar”.

Dos años más tarde publicó otro artículo, en el que contaba que acababa de enterarse de que tenía metástasis múltiple en el hígado. Subrayé estas palabras de aquel texto: “no puedo fingir que no tengo miedo. Pero el sentimiento que predomina en mí es la gratitud. He amado y he sido amado; he recibido mucho y he dado algo a cambio (…). En el tiempo que me queda tendré que arreglar mis cuentas con el mundo”.
     
   
Tener empatía
En ese tiempo, Oliver Sacks se dedicó a escribir los recuerdos de su propia vida. El libro acaba de publicarse ahora con el título En movimiento, en la editorial Anagrama. Nacido en Londres, educado en un internado durante la guerra mundial y graduado en la universidad de Oxford, donde estudió fisiología y biología, Oliver Sacks llegó a ser uno de los más importantes neurólogos del mundo.  En este libro cuenta su marcha de Inglaterra a Estados Unidos, donde trabajó como investigador en un laboratorio de San Francisco, fue becario en la universidad de California, se trasladó más tarde a Nueva York y ejerció la docencia en el Albert Eistein College, un hospital universitario del Bronx donde trató a numerosos pacientes. Esa actividad médica con pacientes de enfermedades raras constituye lo más conocido de su trabajo y es la base de los libros que publicó, entre los que destacan El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, Un antropólogo en Marte y Despertares, cuya versión cinematográfica fue protagonizada por Robin Williams y Robert de Niro.

En el libro cuenta esas experiencias y otros datos menos conocidos de su vida, como su dedicación al culturismo y a la halterofilia y su afición a cruzar el desierto de California en moto; confiesa su homosexualidad; revela su abuso de anfetaminas durante un tiempo; describe a los miembros de su familia, judíos ortodoxos; se detiene especialmente en contar la relación con su hermano, que padecía esquizofrenia; y recuerda a algunos de sus pacientes, hacia los que transmite una profunda empatía.

    Ser agradecido
Oliver Sacks cuenta en este libro historias conmovedoras y experiencias desgarradas. Pero su escritura es serena y sencilla. Aborda con naturalidad temas íntimos. Transmite compasión y aprecio hacia las personas con las que se cruza. Expresa una actitud de agradecimiento hacia la vida, a pesar del desgarro emocional de algunas experiencias. Manifiesta una honda comprensión del ser humano. Esa actitud sosegada es la que le llevó a escribir cuando sabía que el final era ya inminente: “descubro que mis pensamientos derivan hacia el Sabbath, el séptimo día de la semana, y quizá también el séptimo día de la vida de uno, cuando uno puede sentir que su trabajo está hecho y que puede, con la conciencia tranquila, descansar”.

una vida colmada

publicado en Diario de Navarra 7/1/16

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html