he leído…

las relaciones familiares

Escritor del sur de los Estados Unidos, William Goyen no es muy conocido en España. Por eso hay que celebrar que la editorial Seix Barral haya publicado sus Cuentos completos, que no son muchos en realidad: están formados por dos libros, Los fantasmas y la carne y La misma sangre, más algunos relatos sueltos. La lectura de este libro nos traslada a Tejas, al mundo rural donde él vivió su infancia. Son relatos impactantes, con personajes bien retratados y un fondo misterioso en todos ellos. Hablan de los sueños, como la voz del personaje infantil que cuenta la marcha del campo a la ciudad en “Chicos de campo”. Tratan de las relaciones familiares, como el recuerdo que le pesa al personaje de “Memoria de mayo”, cuando evoca desde Roma un tiempo en que fue joven, vivía en Woodland Park y el mundo a su alrededor se hizo inhóspito. Hablan de la culpa, de la soledad, de la pérdida, de las ilusiones falsas, como en “Savata, mi hermana rubia”. Hay algún cuento divertido; alguno sarcástico; algún otro escrito con tono de fábula. El conjunto es un libro de lectura recomendable. Su edición brinda la oportunidad de reconocer a uno de los mejores escritores sureños de relatos.

los afectos

Desde que publicó hace algo más de diez años su primera novela, La hermana de Katia, Andrés Barba ha dado a imprenta casi un libro cada año. En general, son libros breves, pero intensos. El más reciente se titula Ha dejado de llover (Anagrama) y está formado por cuatro novelas cortas, que tienen un tema común: las relaciones familiares. Andrés Barba indaga en su literatura en el mundo de los afectos. La infancia y los períodos de iniciación son sus temas preferidos. Estos temas estaban reflejados en sus libros anteriores: en la adolescencia de Katia, en los personajes de Las manos pequeñas, en la protagonista inexplicable de Versiones de Teresa; y vuelven a aparecer en este libro, en el que hay unos personajes que “tratan de explicarse lo que sucedió en un momento de su vida” (pág. 196). En las cuatro historias que componen Ha dejado de llover se describe una existencia cotidiana tranquila, en la que irrumpe el misterio de una persona que altera la paz familiar. La madre es el centro de las cuatro narraciones; y la relación de los hijos con ella, el motivo que las une. Andrés Barba escribe así historias realistas, cotidianas, en las que indaga sobre todo en el mundo de los sentimientos.

No conocía al escritor italiano Francesco Piccolo, pero me ha gustado el título de este libro y lo he leído: Momentos de inadvertida felicidad (Anagrama). Es un libro inclasificable. El autor realiza en él un recuento de sus emociones, de sus actos diarios, de lo que le aburre y de lo que le gusta. Escribe, por ejemplo: “Me gusta pasear los domingos por la mañana y no comprar ni una manzana, ni las naranjas, ni un bonsái, ni una flor, ni los huevos de Pascua –nada que pueda contribuir a la investigación de alguna causa, ni nada que pueda tranquilizar mi conciencia”. Este libro es un catálogo de gestos cotidianos. Como un diario sin fechas. En él anota observaciones curiosas, ocurrencias, manías, gestos habituales que todos compartimos. Cita, por ejemplo, el descanso que nos produce “el momento en que termina el ruido del centrifugado de la lavadora”. Una frase. Sin más comentarios.

La lectura de este libro gustará a quienes disfruten de la divagación y de las observaciones rutinarias. Transmite la idea de que la felicidad anida en cualquier parte; basta con saber apreciar esos momentos triviales de inadvertida felicidad. Finaliza con este comentario: “Me gustaría que siempre en este momento alguien estuviera diciendo: qué bonito es vivir aquí. Aunque fuera para sus adentros”.

momentos de felicidad

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

publicado en Diario de Navarra 31/5/12

detectives y melodrama
VV.AA.
shapeimage_14_link_0
Aire de Dylan
Enrique Vila-Matasmaslibros.html