he leído…

derecho natural

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Ignacio Martínez de Pisón
Título: Derecho natural
Editorial: Seix Barral. 2017
Páginas: 448 páginas
Precio: 21 euros

La literatura de Ignacio Martínez de Pisón gira en torno a tres motivos fundamentales: cuenta historias familiares en cuyo ambiente indaga unas veces en la solidez de las relaciones humanas y otras veces en su deterioro; narra historias de formación en las que un personaje recorre el aprendizaje vital desde la infancia hasta su madurez; y en tercer lugar, pretende reflejar en esas obras los cambios que se han producido en la sociedad española durante las últimas décadas. Esos tres motivos están presentes en su última novela, titulada Derecho natural (Seix Barral).

El narrador de este libro tiene aproximadamente la misma edad que el autor y vive los mismos sucesos históricos que él vivió. Desde hace años, Martínez de Pisón está llevando a cabo en sus novelas el reflejo de ese tiempo histórico que se corresponde con los años de su propia generación. Nacido en 1960, vivió su juventud en los años finales del franquismo y en los momentos claves de la Transición política a la democracia. Por entonces comenzó a publicar sus primeras novelas, desde que obtuvo en 1984 el premio Casino de Mieres con La ternura del dragón. Entre los más de quince libros que ha dado a imprenta desde entonces, son varios los que se proponen reflejar las circunstancias de ese tiempo excepcional en la historia contemporánea. Lo hizo en tres de sus obras más representativas, El día de mañana, El tiempo de las mujeres y La buena reputación, y  vuelve ahora a ese mismo contexto en esta novela.

   
Novela de aprendizaje
El relato lo cuenta en esta ocasión Ángel Ortega, que se remonta a sus primeros recuerdos, cuando tenía cinco años en 1987, y se prolonga hasta 1989. En ese tiempo se desarrolla su aprendizaje de la vida, por lo que la novela se convierte en un relato de formación, como lo son también las novelas Carreteras secundarias o María bonita. Su padre se dedica al oscuro trabajo de actor de reparto y la experiencia de Ángel con respecto a él es la de un hombre que entra y sale de sus vidas sin aviso previo. Sus sucesivos trabajos como agente de actores secundarios o como imitador del cantante griego Demis Roussos le confirman la idea con la que inicia la escritura de esta novela: “Mi padre era un vacío –dice en las primeras páginas-. Mi padre era el vacío que había dejado en nuestras vidas”.

La vida familiar que rememora el narrador es un permanente vaivén de encuentros y desencuentros, sostenida sólo por el empeño de su madre por salir adelante. La situación social, marcada por el final del franquismo, la Constitución, el golpe del 23-F, la aprobación de la ley del divorcio y la movida juvenil de esa década, es la base en la que se forma su experiencia personal y sobre la que se construyen las vidas de los demás personajes. Sus peripecias individuales y familiares sirven para reflejar la intrahistoria del país durante ese período, un tiempo en el que el narrador conoce cómo actúan alrededor de él la enfermedad, el destino, la muerte, las drogas, el deterioro, la rebeldía y el amor. Los personajes aprenden a convivir en ese territorio de las contradicciones y de los sueños insatisfechos. El humor se mezcla en sus vidas con el drama; las afrentas personales generan en ellos sentimientos de culpa, pero no restan espacio al perdón; y al final, el libro se convierte en el reflejo de un tiempo decisivo de reconstrucción de la convivencia sobre la base del Derecho Natural. El propio autor ha revelado que su objetivo al componer esta novela ha sido ese: representar una época de cambios, “escribir una versión pop de la Transición”.

historias de la transición

publicado en Diario de Navarra 20/4/2017

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html