he leído…

pequeñas historias, grandes ideas

    El escritor chileno Alejandro Zambra ha reunido once cuentos en el libro titulado Mis documentos (Anagrama). La mayoría de ellos tiene una base autobiográfica. Tratan de la infancia de un niño en Santiago de Chile, de su familia rota, del fútbol, de la educación en la adolescencia. Cuentan la historia de un joven atrapado en un taxi, en un secuestro exprés en México. Relatan qué ocurre cuando una pareja tiene que separarse porque ella marcha a trabajar a Bélgica y él se queda dando clases en Chile. Recuerdan cómo era la dictadura de Pinochet en la vida cotidiana. Revelan cómo escribe Alejandro Zambra, cuando en el último cuento, “Hacer memoria”, recibe el encargo de componer un relato policial. Los recuerdos personales son la base de su escritura; y a partir de ellos, Zambra va reconstruyendo la fabulación, con un cierto minimalismo y con un fondo de melancolía. En estos relatos el escritor se convierte en el testaferro de personajes que gastan sus vidas fumándose el tiempo, como en el cuento titulado “Yo fumaba muy bien”. Zambra se hace corresponsal de un mundo triste, cuyas raíces están en los tiempos de la dictadura.

grandes ideas

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Son pequeños libros, que contienen grandes ideas. La colección se llama precisamente así: “Great ideas”, y la publica en pequeño formato la editorial Taurus. En ella acaban de aparecer cinco nuevos títulos: De la amistad, de Montaigne, El banquete, de Platón, La lámpara de la memoria, de Ruskin, En defensa de los ociosos, de Stevenson, y Del abuso de las palabras, de John Locke. Con éstos son ya 35 los libros editados en esta colección, con autores como Darwin, Dickens, Leopardi, Cicerón, Shakespeare, Marco Aurelio, Nietzsche, Tomás Moro, Baudelaire. Es una colección para quienes gusten de los buenos libros: reúne pequeños ensayos clásicos, a un precio inferior a siete euros, con un diseño de portadas troqueladas con tipos de letras antiguos. Entre todos forman una recopilación de las ideas que han ido construyendo nuestro mundo y lo que somos.

publicado en Diario de Navarra 12/6/14

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html

un mundo sin piedad

He terminado mi diario de lecturas con Un millón de gotas, que no es precisamente un libro breve. Su autor, Víctor del Árbol, fue durante años “mosso d’esquadra”. Ha publicado cuatro novelas, que se inscriben en el género de la novela negra o novela criminal. En esta última alterna dos historias, que tienen en común un mismo ambiente áspero, de sometimiento social y destino cruel de los protagonistas. En el presente, un abogado escéptico, Gonzalo Gil, recibe la noticia de la muerte de su hermana Laura, que se ha suicidado. Era subinspectora de policía y estaba acusada de torturar al mafioso que había asesinado a su hijo. La investigación del caso le llevará a Gonzalo a enfrentarse a las mafias de la prostitución infantil; y le obligará a remontarse al pasado, hasta rescatar la historia de su padre, Elías Gil, un joven asturiano, comunista, que en la España de la preguerra viajó a Rusia para hacer realidad sus ideales. Cometió la imprudencia de criticar al régimen, por lo que fue condenado a campos de trabajo; durante un tiempo conocería qué es vivir en el infierno.

En Un millón de gotas (Destino) la Barcelona actual se alterna con el pasado de la guerra civil, la Unión Soviética en la década de los años treinta, la segunda guerra mundial, los campos de concentración, la resistencia antifranquista y las mafias actuales. Esa variedad de escenarios, los saltos en el tiempo y la intriga son las características que definen esta novela, en la que se dibuja la cara más cruel de un mundo sin piedad.