he leído…

para viajar. Y para hablar bien

  Leer es iniciar un viaje con la imaginación; pero hay libros que incitan además a buscar lugares emblemáticos. 1001 lugares que hay que visitar antes de morir se titula el libro coordinado por el historiador Richard Cavendish, publicado en Grijalbo con abundantes fotografías. En él están reseñados aquellos lugares que tienen una belleza artística, pero sobre todo, los escenarios en los que el ser humano ha marcado un hito histórico. Por eso, junto a la muralla china o la civilización de los incas en Machu Picchu o las mezquitas de Estambul, están también en el libro los yacimientos de Atapuerca, el Archivo General de Indias o la casa museo de Lope de Vega, por ejemplo.

El libro está ordenado por continentes, y Europa es el que mayor número de páginas ocupa. La mayoría de los lugares corresponden al Patrimonio Mundial de la Unesco; pero otros se citan porque fueron aportaciones históricas importantes, como el tren en la cordillera del Himalaya o el Centro Espacial de Florida; o simplemente, porque son lugares curiosos, como la cárcel de Kilmainham en Dublín, la fábrica de cerveza Guinness o la red subterránea que el gobierno británico construyó en Londres para que trabajaran Churchill y su equipo durante la segunda guerra mundial, bajo una capa de cemento de cinco metros.

En la ciudad de Quebec se recomienda visitar la Ciudadela, que fue construida por los británicos y tiene forma estrellada. Recuerda mucho a la Ciudadela de Pamplona, que no se cita en este libro. Lo que se recomienda ver en esta ciudad es el monumento a los Fueros, que “con 23,4 metros es el grupo escultórico de mayor tamaño de los más de cien que existen en la capital regional”, se dice en este libro.

para hablar bien

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

   Hablar y escribir bien sigue siendo uno de los intereses de la gente, si tenemos en cuenta que los libros que tratan estos temas acaban convirtiéndose en “best sellers”. La Real Academia está editando continuamente obras para responder a las dudas que suscitan estas cuestiones. La Ortografía de la Lengua española ha superado ya la edición de 60.000 ejemplares, y el año pasado se publicó una edición abreviada: Ortografía básica. De la Nueva Gramática, a pesar de ser un libro técnico, se han vendido más de 30.000.

El diccionario es la obra de referencia de la Academia, del que se han realizado veintidós ediciones desde su origen. Este año se ha publicado un Nuevo diccionario histórico. Y hace un par de años se editó una obra realmente útil: Nuevo diccionario de dudas y dificultades de la lengua española, de Manuel Seco.

Ahora acaban de publicarse dos libros recomendables: Las 500 dudas más frecuentes del español (Espasa) y El buen uso del español. Los dos responden a dudas actuales sobre el modo de hablar. El primero está planteado en forma de preguntas y respuestas a cuestiones que afectan desde la pronunciación y la ortografía, el significado de palabras dudosas o cómo presentar algunos textos en los medios actuales de comunicación: el uso de emoticonos, la escritura de tuits, SMS, etc. En él se distinguen entre usos correctos e incorrectos y se señala también aquellos que son preferibles o los que son no recomendados. El segundo aborda 224 temas del lenguaje que actualmente plantean confusiones, como el leísmo, el uso de mayúsculas, expresiones de otras lenguas... Este libro tiene un carácter expositivo: recuerda la norma correcta, añade ejemplos y apunta algunos consejos sobre las incorrecciones más frecuentes. Los dos son de esos libros que es bueno tener siempre a mano.

publicado en Diario de Navarra 19/12/13

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html