he leído…

El país de los pájaros y el gobierno de las mujeres

  Ahora que están deshojados los árboles puede verse el punto de unión donde se bifurcan las ramas, que es el sitio exacto donde los pájaros harán su nido en primavera. Lo cuenta Mónica Fernández-Aceytuno en un libro peculiar que se titula El país de los pájaros que duermen en el aire (editorial Espasa). Y lo dice con una intención simbólica, porque ese nido es lo que ella denomina “la tercera rama”: la que junta ciencia y humanidad. Como este libro.

El país de los pájaros que duermen en el aire es en realidad un diario. Desde enero a diciembre, la autora ha ido anotando los sucesos asombrosos que se producen en la naturaleza. La edición se acompaña con ilustraciones y el conjunto resulta una lectura muy sugerente, porque combina la mirada de una persona fascinada al contemplar la vida de los animales y de las plantas, con la visión científica de la bióloga que explica lo que sucede y con las palabras de la escritora que describe el olor a tomillo, el brillo plateado de los salmones en el Bidasoa, la huella del lobo sobre la nieve, el aliento del musgo que huelen los oseznos recién paridos en los días helados del mes de enero.

Hay mucha emoción en este libro, que es a la vez científico y profundamente humano. Está construido con la emoción de la naturaleza, el lirismo de la mirada y la poesía de las palabras. Cuando acaba el libro, en el mes de diciembre, la autora escribe: “los días no pasan de largo. Los llevamos encima” (pág. 360).

Una mujer excepcional

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Margaret Cavendish fue una mujer destacada en su tiempo. Publicó diez libros de filosofía natural, poemas, teatro y una novela que se considera la primera perteneciente al género de ciencia ficción. Se titula El Mundo Resplandeciente. En España no había sido editado aún este libro, que es la primera obra narrativa que una mujer publicó en Europa. La aparición de esta novela por primera vez en castellano es una ocasión para adentrarnos en el mundo imaginario de una mujer que supo adelantarse al pensamiento occidental. Porque Margaret Cavendish vivió en Inglaterra en el siglo XVII y escribió en aquel tiempo sobre el liderazgo de la mujer y sobre su papel en la sociedad. Vivió también en Francia, Holanda y Bélgica. Frecuentó los círculos de científicos de la época. Fue la primera mujer que accedió a la Royal Society y la única hasta 1945.

María Antonia Martí ha traducido la versión de El Mundo Resplandeciente que acaba de ser editada en Siruela. En la introducción destaca el carácter transgresor de esta obra, que mezcla ficción y discursos filosóficos, políticos y sociales.

La novela cuenta que mientras un mercader viajaba por un país extranjero, se enamoró perdidamente de una joven dama y decidió llevársela furtivamente en su barco. El secuestro obliga a la mujer a un largo viaje por mar, hasta llegar a una tierra desconocida. Allí será coronada como emperatriz. Y conocerá a los hombres-pájaro, a los hombres-pez, a los hombres-gusano, a los hombres-oso, que le hablarán de la existencia de un mundo ideal que ella ignoraba hasta entonces. Un mundo bien distinto del que fue secuestrada, que se parecía demasiado al que hoy vemos con frecuencia en la prensa. Un mundo, dice, en donde “hay más leyes que derechos, más sobornos que justicias, más codicia que riquezas, más ambiciones que méritos, más idiomas que ingenio, más noticias que acciones nobles y más regalos por parcialidad que de acuerdo a los méritos” (pág. 159).

publicado en Diario de Navarra 22/2/18

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html