he leído…

padres e hijos

    Hay un suceso poco conocido en torno a la historia de la Casa de Alba. Posiblemente alrededor de 1788 la duquesa Cayetana adoptó como hija a una niña mulata procedente de Cuba. De su existencia dan testimonio un par de grabados de Goya, que le han servido a Carmen Posadas como inspiración para su más reciente novela, titulada, La hija de Cayetana (Espasa).

El tiempo en el que se sitúa esta novela es un momento histórico interesante y complejo, con el timorato monarca Carlos IV en la corte, la reina consorte María Luisa de Parma, su protegido el primer ministro Godoy y el príncipe y futuro Fernando VII, que sería bautizado como “el deseado” y más tarde calificado como traidor.

El trasfondo político y social está bien recreado en la novela, que se basa en una rigurosa documentación. Es respetuosa con los sucesos históricos y equilibrada en el retrato de los personajes, tanto de los gobernantes como de artistas como Goya o de personajes secundarios que aparecen bien descritos en el libro, como la amante de Godoy, la joven Pepita Tudó.

La parte de ficción de la novela se basa en la historia de María Luz, la hija que fue comprada a la mulata Trinidad, quien había embarcado desde Cuba a la Península y al poco de llegar se vio obligada a vender a su hija por no poder mantenerla. En el centro de la historia, el personaje clave de la novela es la duquesa Cayetana de Alba, que es tratada con mesura en el libro, a pesar de que en un momento se recoge el juicio popular que la ha acompañado a veces: “¿por qué las llamarán nobles cuando no son más que pendones?” (pág. 434).

Esta novela tiene la novedad de tratar un tema bastante desconocido y vergonzante: el comercio de esclavos. Se lee al final del libro que en el siglo XVIII más de seis millones fueron apresados en África y conducidos a América. En España no existen cifras de ese período concreto, pero en aquel tiempo tener un esclavo negro con librea o una doncella mulata eran signos de estatus social. En esta novela se cuenta cómo la hija de Cayetana, María Luz, rompió con esa actitud, en un gesto de cierta rebeldía de modernidad.

Comprender la vida

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Kenzaburo Oé es uno de los escritores japoneses más editados en Occidente. Premio Nobel en 1994, sus obras más importantes están traducidas al castellano, e incluso algunas son reeditadas periódicamente. Una cuestión personal, El grito silencioso, Salto mortal o Renacimiento son algunas de sus más conocidas. Uno de los rasgos que definen su literatura es que con frecuencia él mismo aparece como personaje de sus novelas. Y también, su hijo discapacitado, autista y reconocido pianista, a cuya atención ha dedicado su vida y sobre el que ha escrito algunas páginas memorables. En 1987 publicó la novela autobiográfica Cartas a los años de nostalgia, que es el libro de referencia para quien desee indagar en su vida.

La última novela de este escritor que acaba de traducirse en Seix Barral vuelve a centrarse en un suceso biográfico, y en ella aparecen de nuevo como tema las relaciones de padre e hijo. Titulada La bella Annabel Lee, la historia que cuenta transcurre en dos momentos temporales: se inicia cuando él y su hijo Hikari se encuentran con el anciano Komari, que fue productor de uno de sus proyectos de juventud: la adaptación al cine de una novela del romanticismo alemán. A partir de ese encuentro, la historia retrocede treinta años, para contar cómo se llevó a cabo aquel proyecto (que acabó mal) y el drama de quienes se vieron implicados en él; especialmente, de la joven Sakura, en quien confluyen traumáticamente el amor, la fatalidad y el final trágico.

Como el resto de las obras de este escritor, la historia que cuenta esta novela es un pretexto para plantear dilemas morales. Escrita cuando el autor tenía 73 años, reitera los temas claves de Kenzaburo Oé: el dolor por la enfermedad del hijo, las reflexiones sobre la creación literaria y la búsqueda de una ética personal. La literatura es para él un medio de indagación. Por eso vida y literatura van juntas en su obra: porque su escritura es un intento de comprender la propia vida.

publicado en Diario de Navarra 12/1/17

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html