he leído…

los cinco y yo

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Antonio Orejudo
Título: Los Cinco y yo
Editorial: Tusquets. 2017
Páginas: 252 páginas
Precio: 18,50 euros

Los Cinco y yo es una novela generacional. Antonio Orejudo ha puesto en ella frente al espejo a sus coetáneos, para constatar los efectos del paso del tiempo. Los personajes principales  de esta novela han nacido en la década de los años sesenta. “En la Transición éramos demasiado jóvenes para andar pensando en ocupar posiciones de poder y la Gran Recesión nos ha pillado demasiado viejos para protagonizar el relevo”, escribe al principio del libro. Ni participaron en las protestas del 68 ni fueron los agentes del cambio en los ochenta. “Nos hemos quedado un poco a la mitad de todo, en tierra de nadie”, se lee en la página 23. Y en alguna entrevista, el autor lo ha resumido con humor: “la mía es una generación de chichinabo”.

   Una educación sentimental
A esa generación pertenece el narrador de este libro, en el que se da una mezcla, muy del gusto contemporáneo, de ficción y de realidad. En las primeras páginas leemos las ideas de un escritor que reflexiona sobre el influjo de la lectura de Los Cinco en su generación. Lo hace disertando sobre un libro apócrifo de Rafael Reig, titulado After Five, en el que se cuentan los destinos de los protagonistas de las novelas de Enid Blyton. Esta escritora británica, que llegó a producir más de un libro cada mes, veinte al año, publicó veintiún títulos sobre las aventuras de Los Cinco. El primero apareció en 1942; el último, en 1963, el año en que nacieron los personajes claves de esta novela de Orejudo. La lectura de Blyton iba a ser importante en la educación sentimental de su generación. Por eso, a partir de ella, el autor evoca el ambiente de su infancia y los años escolares en el Madrid del “baby boom” en el que transcurrió.

La novela está escrita siguiendo un trasiego natural desde la ficción al ensayo y viceversa. El libro comienza como una disertación sobre una novela apócrifa y discurre después hacia reflexiones sobre la educación, sobre temas literarios o sobre la infancia. Desde el ensayo deriva al recuerdo de algunas anécdotas que ilustran la experiencia vital del narrador, en las que se combinan distintos momentos temporales. En el pasado, las evocaciones de la infancia, veranos con los abuelos, recuerdos escolares, escenas de iniciación al sexo, anécdotas de vecinos, de familiares y de amigos van recreando el paso de la infancia a la pubertad, de manera que el libro se convierte en esas páginas en un relato de formación. Pero en otras páginas se establece el contrapunto con el presente, en el que el narrador está instalado ya en la edad adulta: cincuentón, profesor universitario, marido infiel y bastante escéptico, convencido de que “cualquier pasión contiene dentro de sí su decadencia” (pág. 91).

   Un balance negativo
Los Cinco y yo desarrolla también la teoría de la literatura en la que se basa el libro. El narrador enumera algunas de sus lecturas, revela sus aspiraciones como escritor, valora el realismo, opina de algunos géneros literarios, reconoce el aprendizaje que nos aporta la lectura y defiende el valor transformador de la literatura. “Nos enamoramos como hemos aprendido a enamorarnos en los libros”, escribe en la página 214.

La mezcla de ficción y realidad, la combinación de ensayo y de narración, las páginas de metaliteratura, los saltos temporales, los contrapuntos en temas y en personajes dotan a esta novela de una estructura compleja, que sin embargo fluye con naturalidad. La radiografía que en ella realiza el autor sobre su generación no es nada complaciente. Ni tampoco el juicio que emite el narrador sobre sí mismo. Cuando era joven aspiraba a escribir la gran novela de la literatura española, pero el primer título que concibe es Elogio de la mediocridad. El libro contrasta las expectativas vitales con los logros obtenidos. Y el resultado de ese balance no es positivo.

retrato generacional

publicado en Diario de Navarra 17/5/17

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html