he leído…

hombres sin mujeres

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Haruki Murakami
Título: Hombres sin mujeres
Editorial: Tusquets. 2015
Páginas: 267 páginas
Precio: 19 euros

El último libro de Haruki Murakami plantea uno de los temas que es habitual en su literatura: las relaciones personales. Hombres sin mujeres reúne siete relatos que tienen en común el escenario urbano en el que transcurren y los sentimientos de soledad que invaden a los protagonistas. En todos los casos se cuenta una historia amorosa cuyo final es el desencuentro.
     
   
La pérdida
El título del libro está tomado del relato final que cierra el libro y que resume el contenido emocional de esta obra: el sentimiento de pérdida que invade al hombre cuando ya no está la mujer a la que ha amado alguna vez. “Sólo los hombres sin mujeres saben cuán doloroso es”, confiesa al final de este relato el hombre al que acaban de darle la noticia de la muerte de la chica a la que quiso desde que tenía catorce años.

Los siete relatos son variaciones sobre el tema de la soledad. Hay bastante frialdad y distanciamiento en los encuentros entre hombres y mujeres que se cuentan en este libro. “Sherezade” narra las relaciones entre Habara y la mujer que le hace las labores de la casa un par de veces por semana. No hay afecto entre ellos. Sus encuentros son rutinarios, y luego ella le cuenta algunas historias que nunca tienen final. Su relación es un ejercicio mecánico que no va a ninguna parte: cuando ella desaparezca, él se quedará solo, como estuvo siempre.

Los personajes de Murakami reflejan bien la tibieza de una sociedad que vive en medio de la atonía. Son gentes desenrizadas, que no se sabe dónde van ni dónde ponen sus objetivos. Viven sin pasión engaños, triángulos amorosos e infidelidades rutinarias. El protagonista del primero de los relatos del libro, “Drive my car”, asume sin estridencias que su mujer le haya engañado con otros hombres. En total, con cuatro. Pero él no se lo reprocha. No hay crisis, ni dolor ni amargura en sus palabras. Sólo vacío.

    Sin rabia ni rencor
Murakami es más sobrio en estos relatos que en sus novelas. La técnica del cuento le exige una mayor concentración. Todos los relatos se componen de breves secuencias que buscan la capacidad de sugerir mediante elipsis y saltos temporales. Una de las mejores historias del libro se titula “Kino”. En ella combina la realidad, la fantasía y el simbolismo. Kino es el nombre del protagonista del cuento, un hombre que regenta un bar de jazz y evoca los días en que era joven y confiado, hasta que sorprendió a su mujer con un amante. Salió de casa y no regresó jamás. Pero no sintió rabia ni rencor. “Sobrellevó la calma, el silencio y la soledad con mucha naturalidad, como la tierra seca recibe la lluvia” (pág. 182). Sólo pasado el tiempo vivirá una extraña experiencia que le hará tomar conciencia de la herida que arrastra.

Los protagonistas de estos cuentos tienen algunos de los rasgos claves que definen la literatura de Murakami. Por eso, leer este libro es una manera sintética de acercarse a su obra. Sus personajes egocéntricos, incapaces de compromiso alguno, se ven obligados en un momento de sus vidas a cuestionarse el sinsentido de sus actos. El doctor Tokai, que protagoniza “Un órgano independiente”, detesta el compromiso, el amor, el matrimonio, los hijos. El encuentro con una mujer y el conocimiento de la tragedia de Auschwitz le saca de su letargo y es entonces cuando se hace alguna pregunta: “si perdiera el confortable estilo de vida que llevo y sin mayor explicación me arrojasen al mundo desnudo, ¿qué demonios sería yo?” (pág. 115).

Haruki Murakami


Nació en Kyoto en 1949. En 1987 publicó la que probablemente sea su mejor obra, Tokio blues. Diez de sus novelas están traducidas al castellano, todas ellas en Tusquets: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Sputnik, mi amor, Kafka en la orilla, Al sur de la frontera, Los años de peregrinación del chico sin color y After Dark, entre otras. Ha publicado un libro autobiográfico, De qué hablo cuando hablo de correr, y la crónica del atentado con gas sarín que realizó en el metro de Tokio la secta Aum, titulada Underground. También se han traducido tres libros de relatos de Murakami; el último lleva el mismo título que publicó Hemingway en 1927: Hombres sin mujeres.

un mundo sin afectos

publicado en Diario de Navarra 11/6/2015

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html