he leído…

como la sombra que se va

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Antonio Muñoz Molina
Título: Como la sombra que se va
Editorial: Seix Barral. 2014
Páginas: 531 páginas
Precio: 21,90 euros

cómo nos cambia la vida

La tarde del 4 de abril de 1968, en Memphis, Martin Luther King estaba asomado al balcón de una habitación del motel Lorraine, apoyado en la barandilla, a punto de salir para cenar y asistir después a un concierto. Un disparo le lanzó contra la puerta de la habitación 306 del motel y quedó tendido en el suelo con los pies entre los barrotes. El asesino que disparó el fusil por motivos racistas se llamaba James Earl Ray. Estuvo huyendo durante más de un año: trece meses y tres semanas exactamente, en cinco países, escondiéndose en unas quince ciudades de dos continentes, antes de ser detenido por la policía en el aeropuerto de Heathrow en Londres.
     
   
Lisboa
Antonio Muñoz Molina leyó un día que el criminal había estado una semana en Lisboa, intentando obtener un visado para Angola o para cualquier otro lugar en el que desaparecer. Lisboa fue la ciudad a la que el escritor viajó unos días del año 1987, mientras escribía la novela que iba a cambiarle la vida literalmente: Un invierno en Lisboa. Entonces era un funcionario de provincias que trabajaba en Granada, tenía dos hijos pequeños y alimentaba “esa convicción enfermiza, tan propia de los aspirantes a literatos en provincias, de que la vida verdadera estaba en alguna otra parte” (pág. 52).

Con esas dos historias surge esta novela: por un lado, la reconstrucción de los días que el prófugo asesino de Luther King pasó en Lisboa; y por otro lado, la indagación en la propia vida del escritor. Como la sombra que se va es la búsqueda de un criminal que huye, la indagación en sus sentimientos y en las emociones que pudo tener durante su fuga. Pero es también el encuentro con el propio pasado: el del escritor que ha estado en la misma ciudad y pisa las mismas calles por las que él transita. Lo hizo en 1987, cuando su vida era “una yuxtaposición sin orden de vidas fragmentarias, un sinvivir de deseos frustrados, de piezas dispersas que no cuadraban”. Lo hace veintiséis años después, cuando visita a su hijo que vive en esa ciudad y se plantea de qué manera nos va cambiando la vida. Y recorre también la ciudad al año siguiente, con su segunda esposa, Elvira Lindo. Momentos que representan etapas representativas de una historia personal.

    De sus mejores obras
La indagación en el personaje Earl Ray está basada en los múltiples datos que están publicados sobre él, como indica el autor en la nota final del libro. Utiliza esos datos para destacar a veces detalles significativos: su obsesión por leer novelas de James Bond y por memorizar cifras obtenidas de viejas enciclopedias, los objetos que llevaba en la maleta cuando huyó o cómo fue su infancia desgraciada. Pero toda esa documentación el autor la enriquece con la recreación imaginativa de aquello que se desconoce y con el misterio ambiguo que dejan “las zonas de sombra que no pueden ser iluminadas” (pág. 525).

De esta manera, el libro se convierte en un espejo múltiple en el que cabe la indagación casi policial y también la introspección, las historias de amor y de desamor y al mismo tiempo una reflexión sobre qué es la literatura y cómo se construye una novela, desde la madurez personal y desde la experiencia consolidada de escritor. Con El jinete polaco, esta novela es uno de los libros claves en la obra de Antonio Muñoz Molina. El título está tomado de uno de los Salmos con el que encabeza la novela: “Mis días son como la sombra que se va/ y yo como la hierba que se ha secado”.

publicado en Diario de Navarra 8/1/15

Antonio Muñoz Molina


Nació en Úbeda en 1956. Su primera novela, Beatus ille, la publicó cuando tenía treinta años. La siguiente, El invierno en Lisboa, obtuvo en 1987 el Premio Nacional de Literatura y el premio de la Crítica. El jinete polaco ganó el Planeta en 1991 y de nuevo el Nacional. Ha recibido también el premio Jean Monnet de Literatura Europea y el Premio Jerusalén.Antonio Muñoz Molina ha publicado cinco colecciones de artículos periodísticos, el volumen de relatos Nada del otro mundo, el ensayo Todo lo que era sólido y quince libros narrativos. Desde 1995 es miembro de la Real Academia Española. Fue director del Instituto Cervantes en Nueva York, y actualmente vive a temporadas en esa ciudad y en Madrid.

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html