he leído…

desde la sombra

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Juan José Millás
Título: Desde la sombra
Editorial: Seix Barral. 2016
Páginas: 206 páginas
Precio: 18,50 euros

La novela se abre con una cita de Foster Wallace: “Todas las historias de amor son historias de fantasmas”. Aquí hay una leve historia de amor y la aparente historia de un fantasma. Aunque ese relato está tratado con un tono menor y no todo es lo que aparenta en esta última novela de Millás. Cuenta las peripecias de Damián Lobo, a quien han despedido de la empresa en la que llevaba trabajando veinticinco años como responsable de mantenimiento. Un día roba un sujetacorbatas en una tienda, es sorprendido por el vigilante de seguridad y se esconde en un armario. Y ahí empieza esta historia, cuando se queda a vivir dentro de él durante un tiempo en la casa de la familia compuesta por el matrimonio Lucía y Fede y su hija María. Desde ese lugar, Damián observa la vida y la cuenta. En realidad, ejerce la función que es propia de todo escritor; porque esa es la tarea del novelista: auscultar la realidad en busca de indicios que nos ayuden a entenderla.
     
    Situaciones insólitas
Damián se ha fabricado un imaginario compañero, Sergio O’Kane, que es una voz interior, un confidente con quien dialoga en un reality de televisión inventado que sólo está en su cabeza, en forma de un renovado monólogo interior. A él incorpora más adelante al entrevistador Iñaki Gabilondo, siguiendo una curiosa moda de la novela contemporánea de integrar personajes reales como secundarios de la ficción. Y ambos serán los confidentes a quienes narra la vida cotidiana que observa desde el armario, como un fantasma.

La novela presenta características inequívocas de la literatura de Millás. A partir de un suceso cotidiano, genera situaciones insólitas hasta la extrañeza. A veces eso provoca humor; y otras, la inquietud de quien indaga en “dimensiones paralelas a la realidad” (pág. 81). En estas páginas hay una permanente alternancia entre la ligereza y el drama. Con un tono en apariencia liviano, el autor asume el reto de mantener una historia al borde siempre de la verosimilitud. La literatura de Millás es un trasiego del mundo de la realidad al de la imaginación, del mismo modo que Damián va y viene “desordenadamente de la realidad al programa de O’Kane y del programa de O’Kane a la realidad”.

    Temas actuales
De ese modo, el libro trata temas que son absolutamente actuales. Habla de la televisión basura, de la soledad, del mercado y del desempleo. Damián se desnuda ante el público imaginario del show televisivo que conduce O’Kane. En un momento de la novela se pregunta: “La gente se reiría mucho, esas cosas funcionaban en la tele, sería un éxito de audiencia. ¿Pero y la dignidad? ¿Valía la pena sacrificar la dignidad en aras de la audiencia?” (pág. 56). Damián es un solitario. Está acostumbrado a que nadie le llame por teléfono en semanas. No ha estado con ninguna mujer. Trabaja aislado en el sótano de un edificio. Y así se ha acostumbrado a la soledad, “a vivir solo en aquel sótano, hablando con los ruidos, dando de comer a los ratones, que los había a cientos, y navegando por Internet, ya sabe usted en busca de qué” (pág. 58). Y Damián es, sobre todo, un desempleado al que los nuevos tiempos de obsolescencia programada lo han mandado a la calle. Vive en un mundo difícil, porque en él impera lo que se califica en la primera parte como “capitalismo sin alma”; y sabe que el poder lo controla todo, aunque no se vea de qué forma. “Eso era el poder, la capacidad de actuar desde la sombra” se dice en la página 200, al final del libro, con una sentencia que contiene el título de la novela.

un hombre encerrado en el armario

publicado en Diario de Navarra 28/4/16

Juan José Millás


Nació en Valencia en 1946. Ha publicado diecisiete novelas, cinco colecciones de relatos y otros cinco libros de artículos, reportajes y entrevistas. Su primera novela, titulada Cerbero son las sombras, obtuvo en 1974 el premio Sésamo. La soledad era esto ganó el premio Nadal en 1990. Dos mujeres de Praga, el premio Primavera en 2002. Y El mundo, el premio Planeta en 2007, año en que fue destacada también con el Premio Nacional de Narrativa. Su labor periodística ha sido reconocida con el premio Mariano de Cavia en 1999, el Miguel Delibes de Periodismo en 2002, el Francisco Cerecedo en 2005 y el premio Manuel Vázquez Montalbán en 2011.

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html