he leído…

los ingenuos

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Manuel Longares
Título: Los ingenuos
Editorial: Galaxia Gutenberg. 2013
Páginas: 231 páginas
Precio: 18,50 euros

Manuel Longares ha escrito en esta novela un relato en tres tiempos: la posguerra, el franquismo de los años sesenta y, finalmente, el año 1975, cuando muere Franco. A lo largo de esas décadas, en Los ingenuos se cuentan algunos avatares de una familia que regenta una portería en la calle de las Infantas, aledaña a la Gran Vía de Madrid. Junto a la avenida más emblemática de la ciudad, epicentro del lujo, el ocio y la evasión del cine y los teatros, la novela se centra en ese entramado de calles como La Ballesta, Desengaño o la plaza del Carmen, que representan el contraste de la vida cotidiana miserable. En ellas se concentra un enjambre de gente de escasos recursos, visitadores de bares, tertulias, pensiones y casas de citas. Una colmena de pobres gentes, que participan a medias de los rasgos de los personajes galdosianos y de los protagonistas bufos de los esperpentos de Valle-Inclán.
     
   
Un microcosmos
La literatura de Manuel Longares es una literatura de espacios, que cobran significado por los personajes que los habitan. Se convierten en microcosmos de la sociedad y alcanzan el significado simbólico de un tiempo histórico determinado. En este caso son tres momentos distintos, que se inician con el Madrid de aluvión de los años cuarenta, en que se destaca sobre todo la pobreza, la represión del ambiente y la búsqueda de alguna salida a las privaciones cotidianas. En el siguiente capítulo, ambientado en el desarrollismo de los años sesenta, la atención se centra en los hijos de los protagonistas, en sus historias amorosas y en el ambiente social de una oposición política con conspiradores de zarzuela. Y finalmente, el último capítulo describe la agonía de Franco, mientras los personajes asumen el desengaño de sus aspiraciones fracasadas y el desamor. “¿A dónde va el amor no correspondido?”, se pregunta Modesta al final, con estoicismo.

    Estilo personal
Algunos de los aspectos que trata esta novela han sido ampliamente tratados en la literatura; pero aquí están contados del modo personal que define el estilo de Manuel Longares, y que emparenta este libro con otros suyos anteriores, como Las cuatro esquinas y Romanticismo. La memoria de esos años está contada mediante una mezcla de realismo costumbrista, de sainete, de astracán, de testimonio galdosiano y de esperpento de Valle-Inclán. El lenguaje hace peculiar esta novela, que incorpora coplas, versos, jotas inventadas, frases hechas, refranes, latiguillos lingüísticos,… toda una serie de recursos que reflejan magistralmente el lenguaje coloquial. A través de esos procedimientos, se transmite el latido cotidiano de la vida de la gente humilde: su lucha por la vida, sus aspiraciones a veces ilusorias, los sueños rotos, los amores imposibles, la búsqueda de acomodo, el descontento, la pérdida de la ingenuidad. También la aceptación de lo inevitable, que le lleva a Modesta a reconocer, al final de la novela, con resignación, que la vida sigue: “mañana, igual que ayer”.

Manuel Longares


Nació en Madrid, en 1943. Publicó su primer libro en 1979: La novela del corsé. Junto con Soldaditos de Pavía y Operación Primavera, La novela del corsé forma un ciclo de novelas experimentales, que el autor ha titulado “La vida de la letra”.
En 1995 publicó No puedo vivir sin ti, una novela de fútbol y perdedores; en 2001, Romanticismo, ambientada en la burguesía madrileña del barrio de Salamanca durante la Transición, con la que obtuvo el Premio de la Crítica; y en 2006, Nuestra epopeya.
Es autor de los libros de relatos Extravíos, La ciudad sentida (premio Mario Vargas Llosa NH de Relatos) y Las cuatro esquinas.

el Madrid de la posguerra

publicado en Diario de Navarra 14/11/13

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html