he leído…

cómo leer la buena literatura

Abrir el libro de Javier Cercas titulado El punto ciego, editado en Random House, supone matricularse para asistir a un curso del escritor sobre cómo debe leerse la literatura. En él se recogen cinco conferencias que impartió el año pasado en Oxford. ¿Sobre qué tratan? Sobre la novela, sobre el proceso de escritura y sobre qué nos dicen las grandes obras de la literatura: El Quijote, Moby Dick, El proceso de Kafka, las ficciones de Borges, de Joyce, de Proust…

Javier Cercas destaca algunas características de la narrativa que se está escribiendo en el siglo XXI. Señala la mezcla que en ella se produce entre realidad y ficción, la permeabilidad de los géneros literarios, el terreno ambiguo en el que se mueve la novela actual, entre la imaginación y el testimonio.

Me ha gustado la idea que expone en este libro, que denomina la teoría del punto ciego. Se basa en la idea formulada por un físico del siglo XVII de que en el disco óptico del ojo hay un minúsculo punto insensible a la luz. Debido a esto, nos vemos obligados a rellenar con la imaginación ese vacío de información visual en cada momento. La novela, dice, es ese punto ciego. Y lo explica así. Al principio de toda gran novela o en el corazón de ella hay una pregunta. “Toda novela consiste en una búsqueda de respuesta a esa pregunta central”. Más bien un intento de responder a ella, porque al cerrar el libro no hay una respuesta clara y taxativa, sino algo ambiguo, equívoco y contradictorio. “La novela es el género de las preguntas, no el de las respuestas”, explica en la página 55. Los grandes libros lo que hacen es formular los grandes enigmas humanos. Eso es la literatura. Y eso somos nosotros también: “ese punto ciego es lo que somos”.

la lectura lenta

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Terry Eagleton es un profesor inglés de la universidad de Lancaster, que no se resigna a la desaparición de lo que se ha llamado desde Nietzsche “la lectura lenta”. Y ha escrito un libro para enseñar a recuperarla. Se titula Cómo leer literatura (Península). Quiere ser una guía sencilla para aquellos que disfrutan con la lectura de buenos poemas, de novelas o de obras de teatro.

Se plantea un reto: demostrar que una lectura reposada y crítica, con un conocimiento de aspectos técnicos sobre la narrativa, la naturaleza de la ficción y criterios de valoración de la calidad literaria puede ser una lectura más divertida. Se fija en cómo son los comienzos de algunas grandes obras de la literatura: de Macbeth, de los Cuentos de Canterbury, de libros de Jane Auster o de Forster. Analiza la construcción de algunos personajes emblemáticos de la literatura, sobre todo de la novela realista del siglo XIX. Explica de qué manera interpretar un libro y cómo valorar su calidad literaria. Tiene un déficit: todos los ejemplos que aporta están tomados de la literatura escrita en lengua inglesa; y no siempre son grandes obras de la literatura.

Concluye que el mundo está lleno de escritores mediocres, pero también de grandes libros: aquellos que trascienden su época, los que dejan de lado la trivialidad y abordan aspectos imperecederos de la existencia humana: la alegría, el sufrimiento, las pasiones, el dolor, la muerte, los sueños.

publicado en Diario de Navarra 14/4/16

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html