he leído…

La fiesta de la insignificancia

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Milan Kundera
Título: La fiesta de la insignificancia
Editorial: Tusquets. 2014
Páginas: 144 páginas
Precio: 14,90 euros

No debemos engañarnos ante este libro. Es breve pero no banal; de apariencia ligera, pero no frívolo; y con un título que puede confundir: La fiesta de la insignificancia. La trama de la novela sí es insignificante, pero no su significado. Kundera es un descreído de la retórica, de las solemnidades pomposas, de las grandes declaraciones. Por eso adopta en esta breve novela un tono de comedia y de divertimento. Un grupo de amigos jubilados frecuentan los Jardines de Luxemburgo y en sus paseos recuerdan anécdotas, intercambian añoranzas, evocan amores juveniles, cruzan bromas. Uno de ellos reflexiona sobre la moda de dejar descubierto de ropa el ombligo femenino, “entre el pantalón de cintura baja y la camiseta muy corta”. Ese erotismo le lleva a un diagnóstico: vivimos una época que exalta lo que es idéntico a todos, no lo diferente sino lo gregario. Otro personaje llamado D’Ardelo se inventa un cáncer, para dar un aliento épico al final de su vida. Va a cumplir años y decide organizar una fiesta para celebrar a la vez el nacimiento y la muerte que le aguarda: la fiesta de la insignificancia.
     
   
Preguntas
Esta novela es un libro de preguntas sobre nuestro tiempo, sobre la cultura actual, sobre la sociedad en que vivimos. Milan Kundera se pregunta por qué mentimos los hombres; por qué reímos; por qué hacemos sufrir a los demás; por qué a veces nos hacemos daño a nosotros mismos.

En un capítulo, Charles recuerda la anécdota que contaba Stalin cuando un día fue a cazar y encontró veinticuatro perdices posadas en un árbol. Sólo tenía doce cartuchos, así que mató doce, volvió a casa, cogió otros doce cartuchos y acabó con las restantes. A los colaboradores de Stalin el relato les pareció absurdo y se indignaron con la mentira. La historia era una broma, pero nadie lo entendió así, aunque ninguno se atrevió a reprochárselo. Por miedo. Kundera ha manifestado siempre su alergia a los totalitarismos. También aquí arremete contra el fundamentalismo, contra la mitificación de conceptos triviales, contra “la seriedad de los grandes gestos políticos cínicamente calculados” (pág. 42).

Vivimos un tiempo de acritud, escribe Kundera. Necesitamos el humor. No la burla, no la sátira, no el sarcasmo. El buen humor. “La vida no debería ser una lucha de todos contra todos”, escribe. Lo que nos enfrenta son “nimiedades por las que carece de sentido luchar unos contra otros” (pág. 123).

    Testamento literario
A sus 85 años, Kundera ha escrito aquí una especie de testamento literario. Lo ha hecho con gran libertad técnica, mezclando la realidad y la fantasía, lo inmediato y la visión histórica, el ensayo y la narración. La fiesta de la insignificancia es una novela breve pero intensa. La tercera parte del libro es una lección magistral de cómo contar una historia sobre lo más inquietante sin hacer aspavientos. Kundera rehúye el tono de seriedad grandilocuente: el fundamentalismo de la estupidez. Hay un fondo en este libro de comprensión del ser humano. Por eso defiende el valor y hasta la belleza de la insignificancia. “Respirar esa insignificancia que nos rodea es la clave de la sabiduría –se lee en la página 135-, es la clave del buen humor”.

Milan Kundera


Nació en Brno, Checoslovaquia, en 1929. Estuvo afiliado al Partido Comunista, del que fue expulsado en dos ocasiones, definitivamente en 1970, al no estar de acuerdo con sus posiciones totalitarias. Su primera novela, La broma, es una sátira del comunismo estalinista. En 1975 emigró a Francia, donde ha vivido desde entonces. Algunas de sus novelas más importantes son La vida está en otra parte, La despedida, El libro de la risa y el olvido y La insoportable levedad del ser, publicada en 1984 en Francia y que no se publicaría en su país hasta 2006.

el sentido del humor

publicado en Diario de Navarra 30/10/2014

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html