he leído…

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Tony Judt está considerado como uno de los historiadores contemporáneos más importantes. Nació en Londres en 1948, en una familia de inmigrantes judíos. Estudió en Cambridge, vivió en Israel y acabó trasladándose a la Universidad de Nueva York, a la cátedra de Estudios Europeos. Allí publicó dos libros imprescindibles: Sobre el olvidado siglo XX y Postguerra.

Durante los últimos años de su vida padeció una enfermedad degenerativa, que le tuvo inmovilizado. Y sin embargo, siguió escribiendo. El año pasado publicó una colección de textos autobiográficos que tituló El refugio de la memoria. Es un libro conmovedor: mientras el cuerpo se le iba paralizando, él viajaba hacia el pasado. Y así escribió en esas páginas sus recuerdos de la posguerra, la infancia, los colegios, la educación sentimental, la experiencia en un kibutz, el papel de los intelectuales, la austeridad de los años que siguieron a la segunda guerra mundial.

Escribió de aquellos años, como si quisiera sacar una lección para los tiempos actuales: “la austeridad no era sólo una circunstancia económica: aspiraba a fomentar una ética pública”.

En las páginas de ese libro anunciaba que estaba trabajando en “un estudio de envergadura sobre el siglo XX”. Ese trabajo acaba de publicarse en la editorial Taurus. Se titula Pensar el siglo XX. Este libro nació de las conversaciones que mantuvieron él y el historiador Timothy Snyder. Su lectura me ha recordado a El refugio de la memoria, porque también en él expone una mezcla de relato histórico sobre el siglo pasado y de recuerdos personales.

Hay una idea que me parece el hilo conductor de los capítulos de este libro. En él analiza el enfrentamiento entre los totalitarismos y la libertad; habla de la guerra, del Holocausto y del fracaso de las utopías; pero en todo momento se percibe un tema común que se proyecta sobre el presente: cuál debe ser el papel del Estado en la organización de la sociedad. El refugio de la memoria y Pensar el siglo XX son dos libros que ayudan a entender las raíces de algunos de los temas que se están planteando actualmente.

    La Ocupación

La lectura de Tony Judt me ha llevado a la Trilogía de la Ocupación, de Patrick Modiano (Anagrama). En este libro están las tres primeras novelas de este escritor francés, injustamente olvidado por el premio Nobel: tres novelas reunidas en un solo volumen. En ellas indaga Modiano en el tema que reiterará con diversas variantes en sus obras posteriores: la búsqueda de los orígenes. En ellas intenta explicar la prehistoria de su propia vida.

Las tres se sitúan en los años de la ocupación francesa por las tropas alemanas. El protagonista de El lugar de las estrellas es un rico judío que actúa como colaboracionista de las tropas invasoras. La ronda nocturna está protagonizada por un espía doble que trabaja al mismo tiempo para los nazis y para los hombres de la Resistencia. Y en Los paseos de circunvalación Modiano presenta a su padre: una figura escurridiza, entre la invención y la realidad, traficante en una ciudad habitada por falsificadores y por gentes derrotadas.

Trilogía de la Ocupación es una literatura densa, que habla de la memoria, la culpa, la traición y la búsqueda. Es la biografía del escritor construyéndose en medio de una sociedad turbia y llena de nieblas. Una lectura recomendable.

lecturas de la Historia reciente

publicado en Diario de Navarra 14/6/12

Aire de Dylan
Enrique Vila-Matasmaslibros.html