he leído…

sentimentales

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Manuel Longares
Título: Sentimentales
Editorial: Galaxia Gutenberg. 2018
Páginas: 228 páginas
Precio: 18,90 euros

Esta novela de Manuel Longares está construida en torno a la música, que actúa como un motivo simbólico. Se desarrolla en una ciudad cuyos habitantes hacen de ella su única preocupación obsesiva. Están divididos en dos sociedades musicales enfrentadas: los septiminos y los corcheas. Los protagonistas principales son músicos y las peripecias que les ocurren tienen que ver con sus aficiones melómanas.
     
   
Sociedad dividida
La novela está dividida en tres partes. En la primera, el estreno de la obra “Tiruri Fly”, también llamada “Monodia al bombardino”, desencadena una apoteosis de silbidos, abucheos, pitos y pateos de los espectadores. Este será el primero de un cúmulo de desastres. Al finalizar el concierto, la sociedad musical Corchea en la que milita el narrador del libro, será prohibida como responsable del tumulto. Las autoridades cambiarán el nombre de las calles, que antes se llamaban Compás, Platillos, glorieta Albéniz, pasaje de la Coda. Y se desatará una persecución obsesiva contra los miembros de esa sociedad: “no eran tiempos fáciles porque cualquier desaprensivo te cargaba de cadenas. Y es que nos salpicaba el rencor de quienes, no contentos con dejarnos con el culo al aire, anhelaban suprimirnos” (pág. 72).

La segunda parte desarrolla un suceso más privado: los amores entre Angelín Ibáñez, pianista, y la alumna más destacada del conservatorio, Armonía Mínguez, flautista. Y la última parte de la novela cuenta la historia del escritor costumbrista Custodio de Abolengo, que una necrológica dio por muerto, pero a quien su biógrafo Méndez quiere destapar como candidato a presidir la sociedad musical Corchea.

En las distintas partes de la novela, se emplean distintos registros de lenguaje. En la primera predomina el tono esperpéntico; la segunda incorpora fogonazos líricos; y la tercera vuelve al esperpento. Este se basa en los nombres intencionadamente burlescos, en la deformación de los personajes y en sus rocambolescas peripecias. Baste citar como ejemplo el público que asiste a los conciertos: “el catedrático tartaja, el filatélico bisojo, la jardinera mojigata”.

    Estilo personal
El autor continúa en esta obra el camino que inició en La novela del corsé y que está también en Soldaditos de Pavía y en El oído absoluto. Manuel Longares construye en estas novelas un decorado teatral esperpéntico, en el que se mueven unos personajes de opereta. Lo hace mediante la acumulación de motivos deformantes, que indagan en el concepto de la literatura como farsa y como ejercicio retórico. Esta apuesta estética es radical. Para ello, Longares desarrolla un minucioso trabajo de lenguaje: acumula figuras retóricas y expresiones coloquiales; utiliza frases de zarzuelas; nombra composiciones musicales clásicas y canciones populares; reproduce pareados y juegos de palabras. El estilo adquiere un carácter inconfundible y personal, mezcla de lenguaje barroco, valleinclanesco, modernista y esperpéntico.

El mundo “longaresco” es bien reconocible en esta novela habitada por personajes que basan su comportamiento en las emociones. Son personas versátiles, “a las que una simple nota del pentagrama encumbra o deprime”. Cuando Basilio Santidrián escucha “El sombrero de tres picos”, arrebatado por la euforia de las notas, se sube al estrado para tocar las castañuelas junto a la orquesta. Como él, todos los personajes se dejan arrastrar por la pasión. Son gentes sentimentales, como anuncia el título de la novela. “Corazones a la deriva”, porque ya se sabe, afirma esta novela, “que el hombre desbarra cuando le dominan los sentimientos” (pág. 82). Así lo dejó escrito el autor Custodio de Abolengo en la cita apócrifa en catalán que encabeza el libro: “els sentimentals són un perill per a les families i les nacions”.

el esperpento y la farsa

publicado en Diario de Navarra 19/4/18

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html