he leído…

el oído absoluto

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Manuel Longares
Título: El oído absoluto
Editorial: Galaxia Gutenberg. 2016
Páginas: 300 páginas
Precio: 19,90 euros

En un tiempo de crisis, cuando la sensación de decadencia y de corrupción se impuso en la España de los primeros años del siglo pasado, Valle-Inclán escribió que la única forma de tratar literariamente esa realidad era mediante el esperpento. En estos últimos años varios escritores han retomado esa técnica en sus obras. Rafael Reig, Manuel Vilas, Marta Sanz, José María Guelbenzu, Eduardo Mendoza son algunos autores cuyas novelas más recientes pueden calificarse como esperpénticas. Manuel Longares es uno de los autores que con más frecuencia ha empleado los recursos propios del esperpentismo en sus obras, pero en esta que acaba de publicar con el título El oído absoluto lo convierte en tema literario.
     
   
La bohemia
La novela cuenta la epopeya trágica del escritor Max Bru, que recuerda al malogrado poeta Max Estrella, de Luces de bohemia. Max Bru, maestro en el pueblo de Pagán, deja la vida provinciana para marchar a la conquista literaria de Madrid. Son los tiempos finales de la dictadura militar de Primo de Rivera. Los escritores quieren ser Modernistas; y Max, también. Persigue el éxito, pero sólo encuentra la miseria. En Madrid la primera persona con quien se topa es con el tahúr Atilano García de la Cal, que le aloja en una cochiquera, mientras le anuncia: “¡El Parnaso!”. Lo dijo para que se creyera en la gloria, pero Max había llegado al infierno.

La novela tiene una compleja elaboración técnica, tanto en el manejo del tiempo como en las fuentes en las que se inspira la narración y en las voces del relato. Para contar la vida de ese poeta apócrifo se cita la única biografía autorizada que se conserva de él, escrita por la profesora Reina Landete. En un juego técnico cervantino, la novela sigue las aportaciones de esta profesora; pero también el cuaderno de memorias de Max Bru que lee años después su sobrina Palmira. Y con esos artificios, el relato salta de la actualidad, cuando los protagonistas están ya criando malvas en el cementerio, al recuerdo de su mocedad bohemia y de su madurez trágica.

    La barbarie
Esta novela transmite la parodia de la bohemia de la época, contada como una comedia bufa o un desmelenado sainete, antes de que se desate la barbarie de la guerra civil y los tiempos ásperos de la posguerra. Sus páginas están transitadas por una corte de personajes bufos, desarrapados que hacen del engaño y de la impostura su forma de supervivencia. Forman la “cofradía de la miseria”, una retahíla de gentes sin oficio, bohemios, zumbados, pelagatos, pelanas del hampa literaria, “robacuartos, bravucones, pinchaúvas, vampiros, gerifaltes, chanchulleros, alcahuetes” (pág. 60). Este libro recrea su tragedia y el drama de la sociedad en que viven, que están impregnados de un profundo nihilismo. Por eso concluye con el juicio que expone Palmira al final de la novela: “¡Qué difícil, pensé, reconciliarnos con nuestra vida!” (pág. 294).

El oído absoluto es un texto recorrido de literatura en todas sus páginas. El relato está salpicado de citas de autores clásicos, de letras de zarzuelas, de versos castizos y de coplas chuscas. Parodia la retórica impostada, recrea lo bufonesco, emplea continuamente la ironía, lo escatológico, lo obsceno, en un trabajado y eficaz ejercicio de estilo. Alguien ha comentado que “Longares parece Valle después de tomarse un tripi”. Y en la propia novela se expone la poética que inspira esas raíces de esta obra: “en un estado de intranquilidad, lo verosímil es lo disparatado” (pág. 200).

Manuel Longares


Nació en Madrid, en 1943. Publicó su primer libro en 1979: La novela del corsé, que junto con Soldaditos de Pavía y Operación Primavera forma un ciclo de novelas experimentales, que el autor ha titulado “La vida de la letra”.

En 1995 publicó No puedo vivir sin ti, una novela de fútbol y perdedores, que sirve de transición a un nuevo ciclo literario. Lo inicia en 2001 con Romanticismo, que obtuvo el Premio de la Crítica, y continúa con Nuestra epopeya, Los ingenuos y este libro que acaba de publicar, El oído absoluto; todos ellos componen un cuadro literario de la sociedad española del último siglo.

Es autor también de los libros de relatos Extravíos, La ciudad sentida (premio Mario Vargas Llosa NH de Relatos) y Las cuatro esquinas.

el esperpento

publicado en Diario de Navarra 12/5/16

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html