he leído…

cuentos y política

   Hace poco más de un año la escritora Alice Munro se convirtió en la primera canadiense que obtuvo el premio Nobel de Literatura. El jurado la calificó como “una maestra del relato corto contemporáneo”. Ha publicado catorce libros de cuentos; y de todos ellos, mi recomendación es leer este libro: Todo queda en casa, publicado en Lumen. Porque aquí ha reunido ella misma los veinticuatro relatos que considera los mejores del conjunto de su obra.

Los personajes de estas historias son gentes que viven situaciones cotidianas, pero que encierran una gran intensidad: la misteriosa inquietud del corazón humano. Los personajes femeninos están magistralmente descritos, con sus ilusiones, la inercia sentimental, los fracasos que les paralizan y los sueños que vuelven a impulsarlas. Están sorprendidas en un momento en el que han de tomar una decisión que puede cambiar sus vidas. O en una etapa posterior de su vida en la que buscan en los recuerdos las decisiones que les han conducido hasta el presente. Son mujeres enfrentadas a un desafío. Personajes obligados a romper la monotonía y a hacerse su propio destino, aunque no les guste.

La lectura de los relatos de Alice Munro parece apacible, pero consigue transmitir una intensidad inquietante. “Quiero que mis cuentos conmuevan a las personas –dice en una entrevista al principio de este libro-. Quisiera que el lector, cuando los haya terminado sienta que es una persona distinta”.

tras el poder

   Michael Ignatieff nació en Toronto y es profesor en la universidad de Harvard. En octubre de 2004 le propusieron incorporarse como candidato al Parlamento de Canadá. Consiguió un escaño. Cinco años después lo perdió todo y acabó en la calle. Escribió entonces: “perseguí el fuego del poder y contemplé cómo la esperanza quedaba reducida a cenizas”. Esa experiencia la cuenta en el libro titulado precisamente así: Fuego y cenizas (Taurus). La editorial lo promociona como el libro que todos los votantes deberían leer. Al leerlo, yo he subrayado un par de frases en este tiempo que nos lleva a una larga campaña electoral: “Todo político ha tenido que vender humo en un momento dado (…). Y los votantes suelen castigar a los políticos que juegan al oportunismo” (pág. 183).

   Su primera novela, La hermana de Katia, quedó finalista del premio Herralde en 2001. Desde entonces Andrés Barba ha publicado otros siete libros, y todos ellos destacan por la indagación que llevan a cabo en la psicología y en la intimidad de los personajes. Ese rasgo es esencial también en su última novela: En presencia de un payaso (Anagrama).

La historia que cuenta se desencadena a partir de que el científico Marcos recibe la noticia de que se le publicará uno de sus trabajos de investigación en una prestigiosa revista. Esta buena noticia comienza a ensombrecerse con las que recibe de los demás personajes, de quienes van apareciendo los conflictos cotidianos, las preocupaciones diarias y los roces que producen los vínculos familiares. La relación con su esposa Nuria no atraviesa su mejor momento; su cuñado Abel regresa a la ciudad después de un exilio político en Colombia; y su padre es abandonado por su esposa, que huye con un amante desconocido.

Suceden varias peripecias en el libro, que resumidas así pueden parecer triviales; pero la novela está escrita de forma sobria, sin patetismo y transmite una gran intensidad. Andrés Barba refleja con maestría la psicología de los personajes e indaga en temas como el engaño, los afectos, el desvalimiento humano y las relaciones que establecemos con los demás. El libro transmite una idea: qué poco conocemos lo que se esconde en el interior de las personas con las que convivimos cada día. Y qué poco sabemos de nosotros mismos.

una buena noticia

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

publicado en Diario de Navarra 19/2/15

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html