he leído…

media vida

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Care Santos
Título: Media vida
Editorial: Destino. 2017
Páginas: 414 páginas
Precio: 20,50 euros

Care Santos presentó esta novela al premio Nadal con seudónimo y un título falso: “El juego de las prendas”. La novela se abre con un breve capítulo ambientado en un internado de monjas en 1950. En esa escena, cinco adolescentes juegan una noche de forma clandestina al juego de las prendas, en el dormitorio común. La prueba que han de hacer condiciona la vida de una de ellas a partir de entonces y quedará marcada en el recuerdo de las demás.

    Cinco mujeres
A partir de esa situación, la novela tiene como objetivo contar qué ha sido de la vida de esas cinco mujeres hasta el momento en que están ya instaladas en la madurez de la cuarentena, en 1981, el año en que se aprueba en España la ley del divorcio. Han transcurrido treinta y un años desde su encuentro en el internado, y sus peripecias vitales representan diferentes modelos de vidas, de una generación que nació con la guerra civil y alcanzó su madurez a lo largo de los cuarenta años del franquismo. Cada historia es un retrato femenino distinto: la novelista que alcanza el éxito escribiendo libros de cocina y ve fracasar su matrimonio; la mujer que vive su familia, sus hijos y su matrimonio como un infierno; la que ejerce sólo de esposa y madre de familia; la que ha convertido su vida en una historia de independencia y de superación.

Media vida recrea el ambiente social y los comportamientos de un tiempo cercano pero ya pretérito, contemplado en este caso desde la mirada de una autora que escribe sobre la generación de sus padres. Describe el mundo de esa generación nacida en los años de la guerra civil, educada en la férrea posguerra e instalada ya en los tiempos de la Transición. Lo hace recreando el perfil de algunas mujeres, que manifiestan su mayor debilidad literaria en esos rasgos tipificados que las definen.

Care Santos, que ha cultivado con éxito la novela histórica, ha ambientado este libro en un tiempo más actual. Pero reitera en él algunas características que definen su literatura, como el gusto por las sagas familiares y el recurso a lo folletinesco. En este caso, la historia está compuesta con bastantes elementos melodramáticos: orfandad, internado sórdido, hijos ilícitos abandonados tras la muerte de la madre en el parto, una violación entre hermanos que se desconocen, embarazo juvenil, repudios familiares, desamores adultos.

    Memoria dolorida
La novela está bien estructurada y todos los elementos de la trama acaban encajando al final de esta historia que habla de derrotas sentimentales, pero también de superación. La antigua fechoría adolescente deja en los personajes una memoria dolorida, pero es también motivo para hablar del reencuentro, del perdón y de la amistad. En la última parte de la novela, las cinco mujeres vuelven a encontrarse treinta y un años después, en una noche en la que repasan cómo les ha ido su vida hasta entonces. El capítulo se titula gráficamente “Tenebrismo”. En esta ocasión el juego de las prendas les hace plantearse otras preguntas: “¿le robarías el marido a una amiga?”. “¿Podríais enamoraros de un hombre más joven que vosotras?”. “¿Qué nota le pondríais a vuestra vida sexual?”. Las respuestas descubren al lector que su pasado tiene bastante carga de aburrimiento, tristeza y fracaso. “Nos hemos conformado con nada”, es el resumen que hace Marta de su propia frustración (pág. 321).

Care Santos


     Nació en Mataró en 1970. Ha publicado diez novelas, entre las que destacan Habitaciones cerradas, El aire que respiras y Deseo de chocolate, que obtuvo en 2014 el premio Ramón Llull. Colabora en prensa y ejerce la crítica literaria. El 6 de enero de este año obtuvo el premio Nadal con Media vida.

la generación de mujeres nacidas en la guerra civil

publicado en Diario de Navarra 9/2/17

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html