he leído…

una misma noche

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Leopoldo Brizuela
Título: Una misma noche
Editorial: Alfaguara. 2012
Páginas: 276 páginas
Precio: 18 euros

Una noche un hombre observa por casualidad un coche de la policía aparcado enfrente de su casa. Al día siguiente sabe que se ha producido un robo. Todo parece minuciosamente organizado y hace sospechar que cuenta con la complicidad de la patrulla de la Policía Científica estacionada enfrente. Alguien le advierte que calle, que guarde silencio, que no diga nada a nadie: que finja no saber lo que en realidad está ocurriendo.

    Tiempo de dictadura
Esa escena sucede el año 2010, en la ciudad de La Plata, pero al protagonista, Leonardo Bazán, un escritor homosexual que vive con su madre viuda, le recuerda otra noche similar de hace 34 años, cuando él era apenas un adolescente. En ambos casos hay una misma atmósfera de silencios cómplices, de personas que miran hacia otro lado mientras a su alrededor se cometen crímenes y hay víctimas que sufren. Y entonces, el protagonista se ve en la necesidad de reconstruir lo que ocurrió en aquella lejana noche de su adolescencia. El suceso que inicia el relato puede parecer cotidiano y trivial, pero es la mecha que enciende la memoria de otra época más terrible. Un tiempo en el que muchos callaban, mientras a su alrededor se extendía la infamia. ¿Por qué ocurrió aquello?, se pregunta. Y añade: “Estoy a tiempo de entenderlo, si escribo” (pág. 26). Así surge esta novela, que está planteada como una forma de indagación y como un recurso para entender el pasado: lo que sucedió en Argentina entre 1976 y 1982, durante la dictadura militar. El tiempo de los desaparecidos, de registros nocturnos y de torturas.

    Memoria e historia
Está dividida en cuatro partes, que se titulan Novela, Memoria, Historia y Sueño. Cada una de ellas está formada por breves capítulos, desde la A, el primero, hasta la Z, el último. Y cada uno está ambientado alternativamente en la época contemporánea y en el pasado. De esta manera, la novela ofrece el paralelismo entre dos comportamientos que hacen de dos momentos distintos “una misma noche”, como indica el título. Las semejanzas que trata de establecer el narrador giran en torno a la idea de la complicidad culpable. Porque su padre era suboficial de la Marina; en su misma casa vivía una familia de origen judío, los Kuperman; y él aún no ha olvidado aquella noche de 1976 en que entró la policía derribando la puerta, ayudados por su padre.


La novela tiene un planteamiento indagatorio. Se basa a veces en la introspección. Tiene un cierto artificio, con recursos de taller de escritura. Es una novela reflexiva, que ahonda en la propia conciencia y en los fantasmas sociales de la dictadura militar, con referencias al general Videla, al almirante Massera y a los secuestros en la Escuela Mecánica de la Armada, la terrible ESMA convertida en prisión y en la puerta por la que entraban los que luego serían desaparecidos.


Una misma noche es una denuncia de los horrores de las dictaduras; pero es también una descarga de la vergüenza colectiva. Una acusación de los silencios cómplices. Una conjura del miedo, que “quizá sólo la literatura podía perdonar”, se lee en la página 38. Y más adelante, como una confesión: “Ahora sólo queda enfrentarlo; tratar de desarmarlo, diciéndolo, entendiéndolo. Escribir, por fin, como quien declara” (pág. 155).

los silencios cómplices

publicado en Diario de Navarra 28/6/12

Leopoldo Brizuela


Nació en La Plata, en 1963, ciudad en la que está ambientada esta novela, protagonizada por un escritor cuyo nombre, Leonardo Baza, puede evocar su propio nombre. Es traductor y profesor de talleres de escritura. Publicó su primera novela cuando tenía 22 años.
Tejiendo agua, se titulaba. Desde entonces tardaría catorce años en publicar la segunda: Inglaterra. Una fábula (1999), y once más, la siguiente: Lisboa. Un melodrama (2010), ambas editadas ya en la editorial Alfaguara de Argentina. Una misma noche, su cuarta novela ha obtenido el premio Alfaguara 2012.

Todos los cuentos
Gabriel García Márquez
shapeimage_16_link_0
Años lentos
Fernando Aramburumaslibros.html