he leído…

prohibido entrar sin pantalones

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Juan Bonilla
Título: Prohibido entrar sin pantalones
Editorial: Seix Barral. 2013
Páginas: 382 páginas
Precio: 18,50 euros

un poeta en la revolución Rusa

    ¿Quién fue ese tal Maiakovski?, se pregunta en las páginas finales de este libro. Vladímir Maiakovski: un escritor ruso. Un hombre combativo y apasionado que vivió en un tiempo decisivo de la historia de su país. Un revolucionario. Apoyó con sus versos a los bolcheviques. Escribió obras de teatro, artículos, poemas. Vivió la gloria de ser considerado poeta nacional y las contradicciones del desengaño. Conoció los sueños que se hacen realidad y el más estrepitoso de los fracasos: el de la muerte prematura. En su poesía militó en las vanguardias: fue un poeta innovador y radical, que publicó el “Manifiesto Futurista Ruso”. Uno de sus primeros libros lo tituló La nube en pantalones, que refleja lo que fue la poesía futurista a principios del siglo XX. A ese título hace referencia este libro de Juan Bonilla, Prohibido entrar sin pantalones, en el que cuenta la vida de este escritor ruso de principios del siglo pasado, situándolo en el contexto de la Revolución y en las discusiones de los movimientos artísticos del momento.
     
   
La musa y el poeta
No es ésta una biografía tradicional. De hecho, no cita ninguna fecha concreta en sus páginas. Es más un relato literario de la vida de una persona, en el que se combinan una historia de amor, un período clave de la época contemporánea y un momento crucial de las innovaciones artísticas del siglo pasado. Con esos componentes, Bonilla relata con detalle la historia del personaje, cuenta su relación con Lilia Brik, a quien dedicó todos sus libros y que fue considerada como la musa de las vanguardias rusas, y narra los múltiples viajes de Maiakovski para hacer propaganda de la revolución de Stalin, desde Berlín a Estados Unidos y desde París a México. El libro respeta el contexto histórico y los datos biográficos ciertos del personaje, pero se sirve de los recursos y del estilo propios de un relato novelesco.

Está escrito con una prosa enérgica, de imágenes expresivas, que intentan imitar la libertad del lenguaje que se proponían las vanguardias de principios del siglo pasado. Comienza así: “Maiakovski tenía dieciocho años, dieciséis dientes podridos, dos hermanas y un solo lector. Escribía poesía lírica pero roncaba como un poeta épico” pág. 9). Desde estas páginas iniciales y siempre con esta prosa imaginativa y potente, el libro refleja las contradicciones del hombre vital y combativo que fue Maiakovski, en el contexto ideológico en que le tocó vivir.

    El revólver
Al final de su vida, Bonilla lo imagina escribiendo su último poema. ¿Quién fue ese tal Maiakovski?, se pregunta. “Yo mismo os diré quién fui –escribe-, fui un limpiarretretes y un aguador”. Y añade con un cierto sarcasmo gamberro: “desde los vergeles señoriales de la poesía, esa mujerzuela, marché al frente de la Revolución, y acabé hasta la coronilla de los poemas de agitación proletaria y he acabado prefiriendo las romanzas, que son más lucrativas y bonitas” (pág. 369).

Vladímir Maiakovski se suicidó en Moscú cuando tenía treinta y siete años de edad. El 14 de abril de 1930. A las 10:15 de la mañana. Con el revólver que había usado  en la película "No nací para el dinero". A su entierro no acudió nadie de la Asociación de Escritores Proletarios, a la que pertenecía desde que empezó a escribir y que le había consolidado como poeta de la nación rusa.

publicado en Diario de Navarra 9/5/13

Juan Bonilla


Nació en Jerez en 1966. Ha publicado cuatro libros de poesía, varias colecciones de artículos y ensayos, cuatro novelas y cinco libros de relatos. La primera obra que publicó fue una colección de cuentos titulada El que apaga la luz. Desde entonces ha publicado otros cuatro libros de cuentos, que lo sitúan como uno de los más representativos autores actuales de relatos. En 2009 Tanta gente sola fue destacado con el premio Mario Vargas Llosa NH como el mejor libro de relatos publicado ese año. Su novela Nadie conoce a nadie fue llevada al cine, con Eduardo Noriega, Paz Vega y Jordi Mollá como protagonistas. En 2003 obtuvo el premio Biblioteca Breve con Los príncipes nubios.

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html