he leído…

historias de amor. historias de desamor

    “Blitz”, término alemán que significa “relámpago” es el título del nuevo libro que acaba de publicar David Trueba en Anagrama. Es una novela corta, escrita con un tono de comedia, que se va cargando de tensión, para reflejar el drama de un derrumbamiento personal. La historia mezcla humor y análisis psicológico, y cuenta el desconcierto de un hombre que es abandonado por su novia y queda solo, deprimido y extraviado en sus propias culpas. Se llama Beto y en ese estado de confusión encuentra a una mujer, Helga, jubilada, que le dobla en edad y ya conoce la experiencia del matrimonio, los hijos, los nietos y el divorcio.

La relación de amantes entre Beto y Helga es la historia que cuenta esta novela con algún lance cómico y un trasfondo dramático. A través de ella se indaga en la fuerza de los deseos y en el desgarro que produce el desamor. Los personajes muestran el desvalimiento y el miedo al deterioro. “La degradación nos da miedo”, dice Helga, “la decadencia es lo que tratamos de retrasar todo lo que podemos, pero sin mucho éxito” (pág. 117). David Trueba cuenta en este libro una historia íntima turbadora, con una aparente sencillez y con un final más ácido de lo que parece.

silencios cómplices

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Mariana de Marco es uno de  los personajes más elaborados de la novela criminal contemporánea. Ha pasado la barrera de los cuarenta años, es juez, mujer dura, perspicaz e independiente. Se enfrenta a un nuevo caso en la novela de J.M. Guelbenzu Nunca ayudes a una extraña (Destino). Aquí comparte protagonismo con el periodista Javier Goitia, que es testigo de la agresión a una mujer y cuyo testimonio acaba enredándole en el caso que investiga la juez, un supuesto suicidio que todos quieren olvidar demasiado pronto.

Esta novela cuenta algunas historias privadas de amor. Pero no todos los amores tienen un final feliz y algunos son dudosos e interesados. Sólo la juez se embarca al final en una escapada en tren que es lo más parecido a un viaje de novios. Pero en el caso que investiga la realidad no es como parece; y si se escarba un poco, la sociedad es un enredo de intereses en el que germina fácilmente la corrupción y la vileza. Mariana de Marco se enfrenta a un escenario de “egoísmo, intolerancia y maldad,… un mundo en el que sólo existen propiedades” (pág. 447).

La novela, bien escrita, con personajes sólidos y una intriga que capta el interés, no deja ningún hilo suelto. Transmite una denuncia de comportamientos corruptos; y también pone en evidencia la complicidad del silencio ante situaciones injustas.

publicado en Diario de Navarra 19/3/15

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html