he leído…

Quédate con nosotros, Señor, porque atardece

volver a la página principaljlmn.htmljlmn.htmlshapeimage_1_link_0

Autor: Álvaro Pombo
Título: Quédate con nosotros, Señor, porque atardece
Editorial: Destino. 2013
Páginas: 256 páginas
Precio: 18,90 euros

contra corriente

    Álvaro Pombo es un escritor contra corriente. En sus novelas ha intentado entender la bondad, ha planteado temas como el sentimiento religioso y ha escrito una literatura salpicada de reflexiones filosóficas. En línea con ese carácter peculiar de su obra, su última novela la ha ambientado en un monasterio y la ha titulado con una frase tomada de la Biblia: Quédate con nosotros, Señor, porque atardece.
     
   
La tragedia
La historia que cuenta es sencilla y se desarrolla en la época actual. Comienza cronológicamente cuando una mujer dona una de sus fincas situada al sur de Granada para que seis hombres funden un monasterio y dediquen su vida al “ora et labora” que establece la Regla de san Benito. En el recogimiento de ese convento-cortijo estalla la tragedia cuando aparece muerto uno de los frailes, colgado de una viga. A partir de este suceso, la novela podía haber derivado hacia una indagación de carácter policial, como hizo Umberto Eco en El nombre de la rosa. Pero no es la intriga lo que guía esta novela. A Pombo le interesa indagar en la cuestión religiosa; y lo hace desde una perspectiva intimista e intelectual: plantea, entre otros, el tema unamuniano de la fe y los límites entre lo racional y el mundo de las creencias. “Su muerte es para nosotros parte del misterio”, dice el prior al descubrir el cadáver, centrando así el tema desde el principio en las motivaciones personales que han provocado la tragedia. Las razones que han llevado al padre Abel a la muerte constituyen el motivo literario para indagar en temas como el compromiso, las crisis de la fe, el sentimiento humano de orfandad, el sentido de la muerte y la culpa. Temas que son poco frecuentes en la literatura contemporánea, y que pueden parecer, por eso mismo, anacrónicos. Pero es que Álvaro Pombo es un escritor contra corriente.

    Lo paradójico
También técnicamente la novela se distancia de la facilidad de la narrativa contemporánea: tiene un tono conceptual, tiende a la reflexión y se recrea en la paradoja. Incorpora pensamientos de escritores como Rilke o Kafka y de filósofos como Sartre o Kierkegaard. Y contrapone dos mundos: el de la renuncia, el silencio y la vida interior del monasterio; y las reacciones que esa vida produce en el exterior. La muerte de Abel provoca tensiones dentro de los muros del monasterio y genera, afuera, el ruido del mundo mediático de la sociedad actual, de la mano de un periodista provinciano que se define como agnóstico y anticlerical. La vida retirada de los jóvenes universitarios del monasterio se convierte en “representación de la inverosimilitud y la extrañeza”. Hasta que sobreviene el drama.

   Contra la banalidad
Álvaro Pombo ha escrito una novela culta, que pone sobre la mesa cuestiones como el valor de la existencia humana, el sentido de la vida y el interrogante de la muerte. “Vivimos en un mundo sin gracia. Grosero, consumista, competitivo, manipulador, a ratos enriquecido, lo que llaman burbujas, a ratos empobrecido, siempre banal” (pág. 221). Contra esa banalidad actual está escrita esta novela. Álvaro Pombo, ya lo hemos dicho, es un escritor contra corriente.

publicado en Diario de Navarra 20/6/13

Álvaro Pombo


Nació en Santander en 1939. Estudió Filosofía en Madrid y en Londres, ciudad en la que vivió desde 1966 hasta 1977. Comenzó a publicar tarde, pero ha publicado poesía, artículos, dos libros de relatos y dieciséis novelas. Ha obtenido los más importantes premios comerciales y también algunos de los más prestigiosos. En 1983 El héroe de las mansardas de Mansard ganó el premio Herralde; El metro de platino iridiado fue premio de la Crítica en 1991; Donde las mujeres, premio Nacional de narrativa; La cuadratura del círculo obtuvo el Fastenrath de la Academia;  El cielo raso, el premio Fundación Lara; La fortuna de Matilda Turpin, el premio Planeta; El temblor del héroe, el Nadal. Desde diciembre de 2003 es miembro de la Real Academia de la Lengua.

más libros…
(haz clic aquí para leer reseñas anteriores)maslibros.html